Por fin llega Firefox 4

Ha llegado la nueva generación de navegadores que  ya no compiten sólo en tecnología, ni en cuota de mercado, sino en la rapidez con la que la gente se los descarga desde que la empresa anuncia su lanzamiento.

Así, si el nuevo Internet Explorer 9 parecía mejorar la reputación de Microsoft con 2,3 millones de descargas en su primer día, la versión definitiva de Firefox 4 ha registrado un millón de descargas en menos de cuatro horas, y los cinco millones de descargas en 19 horas. Que no está mal.

Puede que ese ansia por hacerse con el programa tenga que ver con la espera. Y es que Mozilla se ha tomado su tiempo, liberando una actualización tras otra hasta llegar a diez betas en los últimos meses, hasta decidirse a lanzar el producto que competirá con IE9, Chrome (desarrollado por Google), Safari (de Apple) y Opera.

A nivel técnico, Firefox 4 ha ganado en velocidad y mejorado su rendimiendo con Flash, Quicktime o Silverlight para evitar cuelgues. Lleva las habituales mejoras en seguridad y soporte para gráficos en 3D.

A nivel práctico, tiene una interfaz nueva e introduce la función "Panorama", que permite agrupar las pestañas en grupos para facilitar la gestión. También han mejorado la barra de navegación ("barra alucinante", la llaman), que revisa nuestro historial para proponer destinos si no recordamos la dirección de una página.

No se trata sólo de la habitual competición entre navegadores. Los programas liberados estos días tendrán que hacer frente a un cambio de tecnología (según se vaya desarroollando el prometedor HTML5) y a una diversidad sin precedentes de dispositivos.

Ya no es una cuestión de que unos internautas naveguen desde ordenadores con pantallas diferentes y versiones distintas de (casi siempre) el mismo sistema operativo. Ahora el perfil del internauta está mucho más fragmentado entre ordenadores, teléfonos inteligentes y tabletas con pantallas de lo más variado, desde las siete hasta las diez pulgadas, con resoluciones para todos los gustos. Todo esto sin olvidarnos de las televisiones conectadas a Internet, que cada vez son algo más común.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios