Llega Color: una red más grande, más móvil y más social

Bill Nguyen, uno de los creadores del servicio Lala, ha recibido la respetable cantidad de 41 millones de dólares para lanzar su próximo proyecto, Color, una plataforma online que pretende ser la próxima generación de las redes sociales.

A diferencia de Faceboook, creado para ordenadores y con aplicaciones para móviles, Color es una plataforma nacida y diseñada para teléfonos inteligentes. Presta especial atención a las fotos que hacemos con los móviles, y el ansia de compartirlas con el mundo: amigos, conocidos o incluso desconocidos que están viendo el partido en el mismo bar que nosotros, aunque sea animando al otro equipo.

Al abrir la aplicación, ésta detecta otros teléfonos que la utilizan a su alrededor, y crea un grupo de forma instantánea, permitiendo a sus miembros compartir los mensajes o imágenes que crean utilizando Color. Una vez conectadas, las cuentas en esta red social quedarán enlazadas.

Así, si un grupo de amigos se reúne en una fiesta, todos pueden ver las fotos que van haciendo los demás en sus propios teléfonos. Pero eso también implica que puedes ver las imágenes de desconocidos con los que coincides en una playa, y ellos las tuyas. Lo que sí hace el sistema es aprender con quiénes coinciden más, para mostrarte con más frecuencia las fotos que hacen tus amigos (o la gente que coje el mismo autobús que tú) que las de esos desconocidos con los que coincidiste en un concierto.

Según vaya utilizando Color, cada usuario irá creando su "diario personal", un archivo de los lugares que ha fotografiado, la gente con la que se ha cruzado y los mensajes que ha escrito. Y podremos cotillear el de las personas con las que coincidamos, pero ojo, porque se enviará un aviso de que le estamos echando un vistazo.

El servicio combina aspectos de Facebook, Twitter y Whatsapp, con un toque de geolocalización. Es un ejemplo de las redes sociales del futuro, interesante porque sigue una corriente totalmente opuesta a la de Diaspora o Path, que intentan recuperar la privacidad perdida en las grandes redes que conocemos ahora. Color avanza en la dirección contraria, y nos invita a contactar con la gente que va a los mismos sitios que nosotros, a ver sus fotos y a mostrarles las nuestras.

Color ya está disponible, gratis, para iPhone y Android. Después llegarán las ediciones para BlackBerry y Windows Phone 7. Ahora nos queda ver si los usuarios prefieren abrir su cámara al mundo, limitarla a su grupo cercano o si terminamos instalando una de cada en nuestros teléfonos, y distinguiendo entre nuestra red social pública y nuestra red social privada.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios