BAQUIA

Amazon se cuela en la música en streaming

No tiene el aire de superpotencia e Google, la popularidad entre los jóvenes de Spotify o la sofisticación de Apple, pero Amazon las ha ganado a todas a la hora de lanzar un servicio de música en la nube en Estados Unidos. Y lo que nos prometen para conquistarnos es algo que puede parecer evidente al usuario, pero no siempre a las empresas. Compatibilidad.

"Es posible comprar música desde tu teléfono, pero entonces puede quedarse atrapada allí", comentaba el consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos, en la web la empresa. "Es posible comprar música desde tu ordenador del trabajo, pero entonces tienes que acordarte de trasladarla a tu ordenador de casa (…) Es más, si no haces una copia de seguridad de tu colección de música regularmente, puedes perderla con un fallo del disco duro".

Como su servicio está en la nube, sin embargo, garantiza el acceso a la música desde cualquier dispositivo con acceso a Internet. Lo que ofrece Amazon en realidad son dos productos: Amazon Drive y Amazon Player. El primero es el espacio de almacenamiento, en principio 5GB para guardar nuestra música. El segundo es el reproductor, con una versión para navegador y otra para dispositivos Android.

Los precios para ampliar el espacio de almacenamiento (donde podemos guardar cualquier archivo, y no sólo música) son bastante sencillos: 20 dólares al año para pasarnos a 20GB, 50 dólares por 50GB, y así sucesivamente. O podemos ampliar los 5GB iniciales a 20, gratis, comprando un álbum en la tienda de MP3 de Amazon. El uso del reproductor es gratis.

Por el momento, como suele pasar con estos servicios, sólo está disponible en Estados Unidos. Pero se espera que pronto pueda utilizarse en más países e incorpore la opción de subir música a la nube desde dispositivos portáiles, algo que aún no se ha habilitado.

Sin grandes aspavientos, Amazon está cumpliendo el sueño de Yahoo de convertirse en el centro mediático de la Red. Ya hacía años que la tenda online ofrecía música digital, además de libros y discos físicos. Después logró revolucionar el mercado de los libros digitales, con su plataforma Kindle y el lector electrónico del mismo nombre.

Últimamente ha añadido a su catálogo los vídeos alquilados en streaming y una tienda independiente de aplicaciones Android. Y lejos de detenerse, ha adelantado los rumoreados planes de Apple y Google por lanzar un servicio de música online. Por no hablar de las largas y duras negociaciones con discográficas por las que está pasando Spotify para poder ofrecer su servicio en Estados Unidos.
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios