Rebecca Black, la más odiada de YouTube

Nada como un vídeo producido por profesionales y una canción de pop para saltar a la fama. Que la fama sea buena o mala ya es otra cuestión, y en la caso de la jovencita Rebecca Black está bastante claro.

El vídeo de Black, Friday, ha superado a mismísimo Justin Bieber… como el más detestado de la Red, para regocijo de sus detractores y horror de sus padres, que querían hacer de la niña una estrella del pop.

Para eso utilizaron la misma técnica que convirtió a Bieber en la estrella adolescente que es hoy: un vídeo en YouTube, una canción pegadiza y marketing viral. Pero la jugada no les salió exactamente igual, aunque al menos han batido un récord.

Si Baby, del artista canadiense tiene más de un millón de votos negativos, acumulados durante meses, Friday logró superar la cifra en seis semanas, hasta los 1,2 millones de "no me gusta" que tiene en el momento de escribir esta noticia, frente a los 1,16 de Bieber.

La diferencia aquí es que mientras Justin Bieber tiene ejércitos de fans dispuestas a defenderle ante cualquier ataque, Rebecca Black no. Salvo por Lady Gaga, la reina de los medios sociales, que ha roto una lanza por ella. Ella, mientras tanto, sigue adelante y prepara su próximo vídeo, mientras incluso la prensa seria se pregunta cuánto dinero estará ganando esta chiquilla de 13 años.

Al final va a ser verdad eso de que cualquier publicidad es buena publicidad. En cualquier caso, ya puede comprarse una de esas camisetas de "soy famoso en Internet".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios