BAQUIA

Hollwyood prepara un servicio de vídeo bajo demanda

Home Premier es el nombre de un nuevo servicio de vídeo bajo demanda que los grandes estudios de Hollywood ofrecerán por televisión, adelantando el estreno doméstico de sus películas en la red de cable de Comcast y de DirectTV.

Ya es bastante raro ver a estudios de Hollywood alquilando películas por Internet, aunque sean de hace un par de años. Así que la posibilidad de que sean títulos nuevos, estrenados dos meses antes en los cines, aunque sea en televisión y no en el ordenador, suena tan difícil de creer que nos temimos que fuera una broma del April Fools. Hasta que vimos el precio.

Nada menos 30 dólares es lo que quieren cobrar Warner Bros, Sony, Universal y Twentieth Century Fox por ver online películas que llevan 60 días en los cines. No son 30 dólares al mes, son 30 dólares por película.

Puede que el precio deje perplejos a los usuarios, pero los que se han indignado son los cines, que ven cómo se reduce su ventana de exclusividad y describen el plan como una "iniciativa desencaminada". Los estudios responden que las películas suelen ganar la mayoría de sus ingresos por taquilla en los primeros dos meses, pero a los cines les preocupa que la gente se acostumbre a esperar un poco para ver las películas directamente en casa.

Esas ventanas de tiempo son una de las cosas que hacen tan rígido el negocio de los estudios. Salas de cine, canales de televisión por cable y ventas de DVD tienen plazos exclusivos de tiempo para ofrecer las películas, y por ejemplo el servicio de alquiler Netflix tiene que esperar 28 días desde la salida a la venta del DVD.

Las preocupaciones de las salas de exhibición son lógicas, pero también es verdad que mucha gente ya prefiere ver las películas en casa, y los que van al cine lo hacen porque les gusta, así que es poco probable que vaya a reducirse mucho la asistencia.

En cuanto al precio, los estudios esperan que entre comprar entradas para toda la familia (o pagar a la canguro si se deja a los niños en casa), las palomitas y demás lujos del cine, los 30 dólares por ver en casa una película casi de estreno no resulten excesivos para los espectadores. Veremos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios