Se acerca la hora de Windows 8

Los usuarios siguen aferrándose a Windows XP, negándose a caer en el detestado Windows Vista y sin fiarse del todo de Windows 7, pero Microsoft no va a dejar que se quede nadie en el camino.

Por eso están trabajando en la llegada de Windows 8, del que apenas sabíamos nada hasta la ya habitual filtración. Hasta ahora habíamos visto sólo unas diapositivas, pero en este caso se trata de una "beta temprana". Las capturas de pantalla muestran una interfaz similar a las últimas versiones de Office, y que cambia los menús desplegables por una banda ancha en la parte superior de la pantalla.

Windows 7, presentado hace algo más de un año, no ha conseguido seducir a los usuarios, pero tampoco está considerado una pifia como el desastroso Windows Vista. Parece que la necesidad de actualizar tan pronto su software, adelantándose a sus primeras previsiones, no es tanto una cuestión de que Windows 7 tenga grandes errores como de adaptarse a las tabletas, un sector que se le está escapando a Microsoft aún más que los teléfonos móviles. De hecho, ni siquiera su nueva socia Nokia quiere trabajar con ellos en su tableta.

Por eso, será compatible con la tecnología del fabricante de chips ARM, el favorito de muchos fabricantes dispositivos móviles, y se espera que ofrezca gráficos en tres dimensiones, reconocimiento facial y una tienda de aplicaciones, que son algunas de las características ya obligadas de estos dispositivos.

Se cree que el 54 or ciento de los usuarios de PC aún utilizan Windows XP, y apenas un 11 por ciento siguen con Windows Vista. Así que los grandes retos de Microsoft serán convencer a los uusairos que se han negado a actulaizarse hasta ahora, y ganarse a fabricantes y compradores para hacerse un hueco en máquinas nuevas, con especial interés en las tabletas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios