BAQUIA

Google endurece la lucha contra la fragmentación de Android

Hace poco más de un año, Google comparaba la amenaza de la fragmentación con hablar del hombre del saco. Después empezó a ponerse manos a la obra para reducir las diferencias entre versiones y modificaciones de su sistema operativo Android y el hardware en el que funcionaba.

Ahora, Google puede vanagloriarse de que la inmensa mayoría de los dispositivos Android utilizan la versión 2.2 o Froyo, cuando el año pasado la tarta estaba mucho más repartida.

Pero la oleada de tabletas que está empezando a llegar puede desandar el camino avanzado. Google ha presentado una versión específica de su sistema operativo para estos cacharros: la 3.0 o Honeycomb. Pero muchos han decidido ignorar ese detalle y han optado por versiones antiguas, algo que podría estar afectando a las ventas de sus gadgets.

El problema tampoco ha desaparecido en los móviles, donde fabricantes como Sony Ericsson dejan fuera de las actualizaciones a algunos de sus modelos sin motivo aparente, las operadoras no resisten la tentación de modificar un poco el software de los móviles que subvencionan y todo mientras Google empieza a hablar de Android Icecream, la siguiente versión del sistema operativo para móviles.

Con este panorama, no es de sorprender que el 87 por ciento de los desarrolladores crea que la fragmentación es un problema, que ha ido ganando puestos en su lista de preocupaciones. Ya es bastante difícil diseñar una misma aplicación para máquinas con pantallas distintas, botones distintos y procesadores distintos como para encima preocuparse de las versiones de software.

En las últimas semanas ha cortado el acceso de los desarrolladores a Honeycomb para instalar una especie de "control de calidad", y está empezando a incluir cláusulas anti fragmentación en sus normas, que afectan también a los retoques de software que hacen las operadoras. Pero imponer estas reglas supone alejarse del ecosistema abierto que afirma tener, lo que a su vez le vale acusaciones de traicionar su espíritu y mentir a los usuarios.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios