BAQUIA

Steve Jobs cuenta su vida

Steve Jobs no descansa. Puede que esté de baja médica, pero no se limita a descansar y aparecer en la presentación del iPad 2. También está colaborando con una biografía autorizada sobre su vida, escrita por el biógrafo Walter Isaacson y titulada "iSteve: El libro de Jobs", según varios medios.

Está previsto que el libro llegue a las tiendas estadounidenses en 2012, para deleite de fieles seguidores y enemigos acérrimos, que se abalanzarán sobre las estanterías en un intento de desentrañar al personaje que es el jefe de Apple.

Steve Jobs es una de las personas más carismáticas del sector de la tecnología. Sus presentaciones son legendarias, sus correos electrónicos levantan un revuelo incomparable por breves que sean y sus problemas de salud siembran el pánico entre los inversores, que le consideran irreemplazable.

Jobs fundó Apple con Steve Wozniak (que ahora dice que consideraría volver). Unos años después fue despedido de su propia empresa, y lejos de sumirse en la melancolía aprovechó para fundar Pixar, el estudio de animación responsable de películas como Buscando a Nemo o Wall-e.

Su flamante regreso a Apple dio comienzo a la era del iPod, el iPhone y ahora, el iPad, que ha abierto el mercado de las tabletas y lanzado su segunda versión mientras la mayoría de los fabricantes siguen preparando la primera.

Desde entonces se le ha nombrado CEO de la década, se le ha criticado por su hostilidad hacia la tecnología Flash de Adobe y por el estricto control que impone sobre los productos de su empresa, desde el contenido que muestran hasta la forma en la que se anuncian.

Por ahora ha sobrevivido a un cáncer, un transplante de hígado y un trastorno hormonal. Se ha especulado varias veces con su muerte inminente, algo que en su día desmintió con la famosa frase de Oscar Wilde sobre los exagerados rumores de su muerte.

Si la historia de su vida, resumida en un discurso de 2005 a los universitarios de Stanford, suma unos cuatro millones de visitas entre los distintos vídeos, sólo podemos suponer que una biografía autorizada arrasaría en las librerías, físicas o virtuales, como hacen los cacharros de su empresa.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios