BAQUIA

Koomic, la tienda de cómics online

En el Salón del Cómic de Barcelona no sólo se han presentado cómics: también ha visto la luz una nueva tienda.

Se trata de Koomic, una plataforma para leer y comprar cómics diseñada en España y que ofrece un modelo freemium (algunos títulos son gratis, otros son de pago, otros ofrecen gratis un avance y de pago la versión completa) para ordenadores, dispositivos Apple y próximamente, también Android.

Las aplicaciones, igual que el registro en Koomic, son gratis. Y una vez tengamos una cuenta, podremos leer los títulos de nuestra biblioteca, gratis o comprados, desde cualquiera de los dispositivos soportados. Eso sí, para utilizarlo en el ordenador hay que tener descargado Adobe Digital Editions.

Una vez compremos un título, recibiremos tmabién un enlace para descargarlo al ordenador, un modelo distinto al habitual de las plataformas de lectura (por ejemplo, Kindle deja claro que los libros no se compran, se utilizan) pero más afín al característico afán coleccionista de los lectores de cómics, que pueden ser más reacios que los lectores de libros a la hora de desprenderse del tacto del papel.

Al igual que plataformas de texto como 24symbols o de música como Spotify, Koomic tiene también un lado social. Los usuarios pueden comentar los cómics o crear una "lista de deseos" al estilo de la Wishlist de Amazon, con los títulos que nos gustaría que nos regalasen. La oferta se complementa con un blog sobre las novedades de la tienda y un canal de vídeo con reportajes y entrevistas sobre cómics.

En cuanto al contenido, por el momento hay pocos títulos disponibles, combinando ómics publicados en papel, webcómics como La guarida del Leviatán, o algunos que empezaron en la red y luego han dado el salto al soporte físico, como El joven Lovecraft. Pero el apartado "Próximamente" promete la incorporación de nuevo material.

Además de tecnología e iniciativa, este proyecto de Esdecómic, viene con un toque de desparpajo, como la doble versión de las explicaciones de su sección de ayuda, en "versión normal" y en "versión friqui", aunque ésta última hay que tomársela con sentido del humor.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios