BAQUIA

El FBI contra las webs de póquer

Sabemos por las películas que cuando aparece un agente del FBI, es que algo gordo se está cociendo. Así que algo importante tiene que haber detrás para que el FBI cierre tres de las mayores webs dedicadas al póquer online.

Desde el pasado viernes, cualquiera que intente entrar en Full Tilt Poker, PokerStars y Absolute Poker desde los Estados Unidos se encontrará con el escudo del FBI y un mensaje explicando los delitos en que supuestamente incurren esas páginas.

Dichos delitos son los de juego ilegal, blanqueo de dinero y fraude bancario. Se les acusa de un delito de blanqueo de dinero por valor de 3.000 millones de dólares, repartidos entre 1.500 millones para PokerStars, 1.000 millones para Full Tilt Poker y 500 millones a Absolute Poker.

Hay que recordar que el juego online es un delito en EEUU, a pesar de que en los últimos tiempos se ha debatido sobre su legalización. Pero muchas empresas utilizan limbos legales para seguir con estas actividades, por ejemplo, alegando que el póquer es un juego de habilidad, y no de azar.

También han sido embargadas cuentas bancarias desde las que se hacían pagos a los jugadores, otro de los supuestos delitos. Al menos una de las empresas afectadas, PokerStars, ha asegurado que devolverá el dinero a todos los jugadores con una cuenta activa.

De momento, las versiones europeas de PokerStars y Absolute Poker también están cerradas. Sólo Full Tilt Poker continúa operativa, aunque advierte en un mensaje que no admite dinero de jugadores de los EEUU.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios