BAQUIA

Tras la rebelión de la comunidad, Oracle abandona OpenOffice

Meses después de enfurecer a la comunidad de Open Document, que acabó por escindirse para liberar el software de la intromisión de Oracle, la empresa anuncia que renuncia a seguir desarrollando el principal paquete de ofimática de código abierto.

La empresa dirigida por Ellison lleva a cargo de Open Office desde que compró Sun Microsystems (que controlaba la Open Office Organization) hace dos años. Como era de esperar, su estilo no tardó en chocar con la comunidad del software libre, como demostró por ejemplo su demanda a Google por utilizar tecnología de Java en Android, un sistema operativo móvil de código abierto.

Poco después se organizaba la rebelión entre las filas de la Open Office Organization, encarnada en la nueva Document Foundation y un nuevo software, bautizado como Libre Office, y basado en los programas originales. Oracle respondió invitando a los rebeldes a salir de la OOo, y parecía que el asunto había terminado, con una versión antigua del software bajo la tutela de Oracle y otra nueva en manos de los desarrolladores.

The Document Foundation, que recibió el apoyo de empresas que ya colaboraban con el proyecto original de Open Office (firmas como Novell, Red Hat, Google o Cannonical) siguió trabajando en su nuevo código, y el pasado enero lanzaron la primera versión estable del nuevo Libre Office.

La decisión de Oracle, sin embargo, le da otra vuelta de tuerca. Al suspender el trabajo en OpenOffice, la compañía la condena a languidecer, y consigue el mismo resultado que si hubiera renunciado a ella desde el principio, sólo que los desarrolladores se habrían ahorrado la creación de otro organismo y otra plataforma. Así que no nos sorprendería que algunos desarrolladores estén suspirando resignados o comentando un seco "a buenas horas".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios