BAQUIA

Los internautas veteranos son menos espontáneos

Suele pasar que la gente con más experiencia corre el peligro de pensar que todo está inventado. Quizá por eso, los internautas veteranos que llevan más tiempo navegando tienden a visitar siempre las mismas páginas, en lugar de explorar a la deriva como hacen los recién llegados.

Según un estudio realizado por Microsoft y las agencias Mindshare, mec e Ipsos, los usuarios con más experiencia dejan de navegar sin rumbo durante horas y pasan a buscar cosas que necesitan o les interesan de forma más directa, evitando engancharse en la Red.

Los datos de Brasil, Reino Unido, Francia y Canadá, indican que el uso espontáneo de la Red cayó en 2009/10 al 29 por ciento, frente al 39 por ciento que suponía en 2007, indicando que la forma de navegar de la gente ha ido cambiando según han ido adquiriendo más experiencia.

Por un lado, esto implica que se reducen las posibilidades de esa adicción a Internet que tanto preocupa a algunos. Por otro lado, también conlleva que los internautas se acomodan y es más difícil que prueben cosas nuevas, complicando la adopción de nuevos servicios y plataformas.

Y si las horas perdidas en Wikipedia o páginas que nunca recordamos cómo encontramos empieza a perder atractivo con el tiempo, también la publicidad online pierde eficacia una vez nos acostumbramos. El estudio, citado por Reuters, señala que los internautas de países emergentes son más sensibles a la publicidad online.

Al añadir España, Rusia, China, India, Japón, México y Estados Unidos a los países de estudio, los investigadores comprobaron que los mercados maduros tienen usuarios acostumbrados e incluso hastiados por la cantidad de anuncios que encuentran en Internet, mientras que los que aún están descubriendo la Red hacen más caso a la publicidad.

Esto último es poco sorprendente. Las agencias y plataformas de publicidad online lo tienen cada vez más difícil para atrapar la atención de los usuarios en países desarrollados. Haciendo equilibrios en la fina línea entre ser vistos y molestar a los internautas, los anuncios experimentan con imágenes más grandes, campañas virales y programas interactivos que tratan de convertir la publicidad en una experiencia.

Aquí es donde entran plataformas como Groupon o Foursquare, que combinan diferentes tecnologías para crear nuevas posibilidades de promoción para empresas grandes y pequeñas, ya sea organizando una gran caza del tesoro o, simplemente, ofreciendo un café gratis al cliente que más venga.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios