BAQUIA

Steve Jobs: “No hemos seguido a nadie”

En torno a Apple se generan docenas de noticias cada semana. Pero sólo cuando sucede algo realmente gordo (no necesariamente malo para su empresa: la última vez fue la presentación del iPad 2) interviene personalmente Steve Jobs.

Ahora ha vuelto a suceder, a raíz del revuelo levantado en torno a la polémica por rastrear la localización de los usuarios del iPhone y el iPad. El máximo responsable de Apple ha negado que la empresa esté acumulando información procedente de los dispositivos móviles.

“Nunca hemos seguido a nadie. Y nunca lo haremos”, dijo Jobs (que aún sigue de baja médica) en una comparecencia en San Francisco junto a Philip W. Schiller y Scott Forstall, dos de los vicepresidentes de Apple.

Jobs reconoció, eso sí, que Apple ha cometido errores en este asunto, y confirmó que en las próximas semanas se solucionarán con una actualización gratuita del software, como ya había publicado la compañía en un comunicado en su web.

Sobre la demora en dar una respuesta oficial al asunto -ha tardado casi una semana-, Jobs explicó que no es un asunto que se envíe al departamento de Relaciones Públicas. Lo primero que se hace en estos casos es averiguar si el problema es real y qué sucede exactamente, dijo Jobs, dando a entender que tal vez en su empresa no saben muy bien qué meten dentro de los teléfonos.

“Nos llevó una semana hacer una investigación y escribir una respuesta, lo que es bastante rápido para algo técnicamente tan complicado”, explicó Jobs. “Scott, Phil y yo mismo nos involucramos en escribir la respuesta, porque creemos que es muy importante”, remató.

Los errores que Apple admite están relacionados con la programación de los dispositivos: almacenar los datos de posicionamiento demasiado tiempo, guardar los archivos sin encriptar y seguir recopilando información incluso cuando el usuario ha deshabilitado las funciones de localización.

Veremos cómo evoluciona este asunto. De momento, ya han llegado las primeras demandas contra Apple y se han puesto en marcha investigaciones en el Congreso y el Senado de EEUU y en diferentes países europeos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios