Apple ya es más rentable que Microsoft

Desde el iPod hasta aquí ha llovido mucho. Lo suficiente para que Microsoft, antes gigante por antonomasia de las nuevas tecnologías, haya ido cediendo puestos ante empresas como Google y Apple. Esta última acaba además de adelantar a su viejo competidor, algo que no ocurría desde 1991.

En el trimestre terminado el 31 de marzo, los beneficios de Microsoft superaron las expectativas, pero no a su rival. Sus ingresos netos fueron de 5.230 millones de dólares, por debajo de los 5.990 millones de Apple en el mismo periodo.

La comparación no es casual, porque el problema tras las cifras de Microsoft es un descenso en las ventas de ordenadores portátiles, uno de los dispositivos más golpeados por las ventas del iPad de Apple y sus competidores, aunque éstos últimos le siguen a una gran distancia.

No en vano, los envíos de PC se redujeron un 8 por ciento en esos tres meses. Los envíos de netbooks, que vivieron su momento de gloria en los últimos años, menguaron un impresionante 40 por ciento. En mayo del año pasado, Apple ya había cruzado una línea al superar el valor del negocio de Microsoft en bolsa. Y ahora los resultados contantes y sonantes están en línea ocn la percepción de los inversores.

Las cifras suenan aún más ominosas si recordamos que Microsoft ha renunciado a fabricar su propia tableta y que la presencia de Windows en los modelos de primera línea de otros fabricantes es casi nula, mientras Windows Phone 7 va perdiendo cuota de mercado en el sector de los teléfonos inteligentes.

Microsoft no es la primera, pero está muy lejos de ser un titán derribado como Nokia. Las ventas de Office y de la división de Xbox, debido en buena parte al éxito de Kinect, le permitieron superar las previsiones de los analistas.

Además, la decisión de abrir Kinect a las aplicaciones de terceros prácticamente garantiza unas ventas sólidas del dispositivo a medio plazo. Tampoco Windows 7 marcha mal, pero tendremos que acostumbrarnos a que la empresa fundada por Bill Gates y Paul Allen no sea el gigante de antaño.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios