BAQUIA

Hemos probado: Avant XL de bq

Un libro electrónico ideal es el libro de bolsillo perfecto. Es más ligero, manejable, lleva un montón de libros en un pequeño espacio y cabe en cualquier sitio. El Avant XL de bq sería el equivalente a un libro de tapa dura.

Como su nombre indica, el formato XL no es precisamente el más aconsejable para andar de un lado para otro con él a cuestas. El XL pesa mucho, casi medio kilo (446 gramos), lo que se añade a unas dimensiones de 22,8 por 26,8 centímetros para un aparato que es incómodo de manejar al cabo de un rato, incluso si estamos leyendo en el sofá.

Bqxl

Otro de los inconvenientes es la respuesta de la pantalla táctil, que no es rápida y necesita a veces ejercer mucha presión. La pantalla de 9 pulgadas es amplia, aunque cabe preguntarse cuántos son los libros que requieren de tanta superficie de lectura. La combinación de pantalla táctil con tinta electrónica aún tiene que mejorarse.

El dispositivo incluye dos botones laterales para avanzar y retroceder páginas, y otros cuatro en la parte inferior con funciones de Recarga, Atrás, Búsqueda y Menú. En la línea de las carencias de la pantalla, son de tacto áspero y no responden siempre bien (por ejemplo, al pasar página), haciendo de la experiencia de lectura lo que no debería ser: recordarnos que no tenemos un libro entre las manos, sino una máquina.

En cuanto al software, la interfaz con Linux es sencilla e intuitiva. Los accesos directos son rápidos y claros. El detalle de indicar la batería restante en porcentaje, además del clásico icono de carga, resulta muy útil para saber cuánta carga nos queda.

El navegador vía WiFi es un detalle que se agradece, sobre todo por el acceso directo a webs donde descargar libros. La resolución de la pantalla (1024 x 768) permite una buena calidad de imagen, aunque deberemos ser pacientes -una vez más- con la velocidad de carga de las páginas y la respuesta de la pantalla táctil.

En definitiva, el precio (379 euros) y las prestaciones que se obtienen a cambio invitan a pensar dos veces si no sería mejor optar por un modelo de lector menos ambicioso pero más práctico.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios