BAQUIA

¿Se puede controlar el gasto del móvil de los hijos?

En España hay entre 1,5 y 2 millones de niños y adolescentes de diez a quince años que tienen teléfono móvil. La asociación Adicciones Digitales denuncia la dificultad para los padres a la hora de controlar el consumo, tanto de llamadas como en el acceso a Internet.

La opción más eficaz es la del prepago: una vez que se agota el límite, no hay forma de seguir gastando. Pero el problema viene cuando el teléfono es de contrato, ya que en esos casos parece que los propios operadores no colaboran demasiado.

Según dicha asociación, las operadoras avisan con un mensaje cuando se llega al límite de consumo. El problema es que no se corta el servicio una vez superado ese tope, como sí sucede con los teléfonos de empresa, donde sí pueden ejercer su derecho a que no se siga consumiendo cuando se ha llegado al límite.

Adicciones Digitales ha consultado con diferentes operadoras y la mayoría de ellas han confirmado que el aviso del gasto máximo se produce, pero que se puede seguir llamando. Alguna ni siquiera ha sabido dar una respuesta a la pregunta.

Según Juan Romero, portavoz de Adicciones Digitales, “se trata de defender nuestro derecho a gastar única y exclusivamente lo que queremos y podemos pagar, pero no más, y para eso tienen que intervenir los poderes públicos. Ahora, con una campaña electoral en ciernes es un buen momento para que los partidos políticos se posicionen al respecto”.

Lo que hay que lograr es “que todas las operadoras entren en razón, cumplan con su responsabilidad social y permitan a los padres ejercer sus derechos igual que los pueden ejercer las grandes empresas con las que tienen contratos y que sí cortan las llamadas cuando se llega al límite”, concluye Romero.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios