BAQUIA

Anonymous contra Anonymous, llega la lucha interna

Un "golpe de estado" ha dejado fuera de combate una de las redes IRC utilizadas por Anonymous para coordinar sus ataques y acciones de protesta. Al parecer, un moderador identificado como "Ryan" ha tomado el control del lugar, poniendo de relieve las diferencias internas en el grupo.

Una de las características que definen a Anonymous es que no tiene líderes ni jerarquías. Es un grupo informe y variable de personas de distinta edad, motivación, disponibilidad, procedencia y nivel de conocimientos. Sin embargo, conforme han ido ganando fama primero entre los internautas y después entre el público general con su acérrima defensa de WikiLeaks, han ido apareciendo portavoces, y más que líderes, miembros destacados.

Eso no sienta bien a algunos de los miembros, que lo consideran una afrenta a la filosofía del grupo. Ryan en concreto afirma que el grupo se había alejado de su filosofía democrática y se estaba volviendo demasiado centralizado y jerárquico. Sus rivales le acusan de dar "un golpe de estado" para satisfacer su ego.

Las divisiones internas son inevitables en un grupo tan heterogéneo y anárquico. Otro ejemplo de estas diferencias es el hecho de que si bien Anonymous en general ha negado haber participado en el gran ataque a la PlayStation Network (que ha filtrado los datos de millones de usuarios), algunos miembros concretos han admitido parte de responsabilidad, aunque fuera sin querer.

Otra de las divisiones parecer girar en torno a la experiencia. Como demostraron algunas de las detenciones en torno a los ataques DDoS del grupo, algunos de sus miembros son jóvenes con poca formación. Y según explica Ars Technica, otros usuarios han formado subgrupos en los que se exige demostrar experiencia o conocimientos, lo que también sería contrario al espíritu de Anonymous.

Es posible que este enfrentamiento termine dividiendo al grupo, pero otra cuestión es que los de fuera podamos ver las diferencias, o que su próximo ataque vaya a ser menos efectivo. Al fin y al cabo, Anoynmous es una organización tan variada, orgánica y opaca que mientras unos se marchan, otros llegan, y en realidad nunca tuvimos del todo claro cuántos eran o por qué hacían lo que hacían, eligiendo objetivos tan variados como Sony, personas que maltrataban a animales o autoridades de distintas clases.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios