BAQUIA

San Francisco anticipa el fin de las Páginas Amarillas en papel

Una vez al año, nos dejan en la puerta de casa las tradicionales Páginas Amarillas. Hay quien ni se molesta en quitar el envoltorio y directamente deposita el listín en el contenedor de papel, lamentando el tiempo y los recursos que se han empleado en fabricarlos y distribuirlos.

Y es que en la era digital, ¿tiene sentido seguir produciendo un formato tan poco sostenible?

Parece que los primeros que se han planteado seriamente esta pregunta son los políticos de San Francisco, precisamente la ciudad donde se fundó Craiglist, pionero de los directorios online.

Una comisión política de la ciudad californiana ha votado (con un resultado a favor de 10-1) que se dejen de imprimir dos guías por cada habitante de la ciudad, y en su lugar se distribuyan las Paginas Amarillas en papel sólo a los particulares y negocios que lo soliciten expresamente.

La propuesta ha sido apoyada por grupos ecologistas, pequeñas empresas y dueños de apartamentos que ven como los 1.6 millones de listines que se imprimen cada año en la ciudad se convierten rápidamente en basura. Y una gran cantidad de basura: 3,5 millones de toneladas de papel y una pila ocho veces la altura del Everest.

Aún está pendiente la aprobación definitiva del proyecto, que tendrá una fase de pruebas de tres años. San Francisco se convertiría así en la primera ciudad de los EEUU en suprimir los listines, igual que ya es la primera que ha prohibido las bolsas de plástico en las tiendas de alimentación.

A la asociación que distribuye las Páginas Amarillas, claro, no le ha hecho mucha gracia la medida, y habla de una prohibición. Creen que el tocho de papel es un recurso necesario para ancianos, personas que no hablan inglés o que no se manejan bien en Internet. Pero parece que no habrá marcha atrás en la decisión.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios