Sony empieza a reconectar la PlayStation Network

La PlayStation Network vuelve a funcionar, más o menos, en algunos sitios. Con seguridad reforzada, con compensaciones para los usuarios que llevan semanas sin poder jugar y envuelta en una polémica descomunal.

Ha pasado casi un mes desde que Sony identificó un demoledor ataque contra su plataforma PlayStation Network, y algo menos desde que cerraron el servicio mientras evaluaban el alcance del problema. Más tarde hemos sabido que en la crisis se han filtrado información personal de millones de usuarios, incluyendo datos bancarios, y que también el portal Sony Online Entertainment estaba afectado.

En estas semanas, la empresa ha estado trabajando con expertos en seguridad, firmas legales y las autoridades de diversos países, en una misión multiple de descubrir el alcance del ataque, investigar quién y cómo logró acceder a sus sistemas, apaciguar a unos usuarios que ya están preparando sus demandas y reforzar la seguridad para volver a poner en marcha sus sistemas de juego online.

De momento hay pocas conclusiones. Sony ha acusado a Anonymous, que como mucho admite que algunos de sus miembros pudieron colaborar sin querer al publicar datos sobre la seguridad de Sony después de sus ataques DDoS. Sí parece comprobado que los ataques se hicieron utilizando un servidor de Amazon alquilado durante algunas horas.

El vicepresidente de Sony Kazuo Hirai anunciaba en un vídeo la reanudación gradual de sus plataformas, empezando por las funciones de multijugador. Al conectarse, los usuarios tendrán que actualizar el firmware y cambiar su contraseña.

Sony ha indicado en Twitter que la PSN vuelve a funcionar en mercados como Estados Unidos, Europa, Nueva Zelanda y Oriente Próximo. Donde no se ha reanudado el servicio es en Japón, porque las autoridades niponas consideran insuficientes las mejoras de seguridad.

La cautela japonesa refleja lo difícil que puede resultar para la empresa recuperar la confianza de los usuarios, sobre todo cuando la noticia de la reanudación en el blog estadounidense de PlayStation obligó a cerrar los comentarios durante un tiempo porque todos aparecían como escritos por el mismo usuario, y después la avalancha de gente cambiando sus contraseñas forzaron a la empresa a paralizar temporalmente los procesos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios