Acusan a Dropbox de mentir sobre su seguridad

Dropbox es uno de lo servicios de moda, muy popular entre internautas que quieren guardar o compartir archivos grandes en la nube. En la última edición de los premios Webby se llevó un buen lote de premios, incluyendo el de "buenas prácticas". Sin embargo, un experto ha puesto en duda que se lo merezcan tanto.

El experto Christopher Soghoian, del que hablamos hace poco porque denunció el plan de Facebook para desprestigiar a Google, ha presentado una queja ante la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos acusando a Dropbox de haber engañado a sus usuarios.

En su carta, el experto afirma que Dropbox presume de cifrar todos los documentos que suben sus usuarios, pero en realidad los empleados de la empresa pueden saltarse esa protección y acceder a ellos.

"Dropbox ha hecho y continua haciendo declaraciones engañosas a los consumidores referentes a hasta qué punto protege y cifra sus datos", indica Soghoian. "Los clientes de Dropbox se enfrentan a un riesgo creciente de filtración de datos y robo de identidad porque sus datos no están cifrados".

Aunque ahora se ha hecho oficial, éste y otros expertos se han quejado antes de forma informal por la cuestión de los datos cifrados en Dropbox. Quizá por eso la empresa modificó sus términos de uso el mes pasado aclarando que podría dar acceso a la policía a datos de sus usuarios.

La cuestión de la protección de datos lleva tiempo siendo una de las principales preocupaciones de los internautas, pero el demoledor ataque a la red PlayStation Network de Sony, que ha dejado al descubierto los datos personales de millones de personas -incluyendo información bancaria- lo han puesto en primera línea.

Además, existe un debate paralelo sobre el acceso de las autoridades a información almacenada por empresas de Internet, especialmente en Estados Unidos, donde basta la denucnia de infracción para que Facebook cierre páginas y algunas agencias oficiales se limitan a exigir la retirada de contenido de la Red, sin ofrecer pruebas ni órdenes judiciales que lo justifiquen.

Es probable que esto sirva de toque de atención no sólo para Dropbox, sino también paraotros servicios de computación en nube, que no sólo tienen que instalar medidas de seguridad resistentes, sino dejar bien claro a sus usuarios cuáles son esas medidas y bajo qué condiciones se ofrecen.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios