BAQUIA

California quiere dejar que los padres entren en el Facebook de sus hijos

Hasta ahora, lo que más temían los adolescentes -y no tan adolescentes- era que sus padres les agregasen en Facebook. Pero los jóvenes californianos tendrán que añadir a eso la posibilidad de que sus progenitores ejerzan su derecho de colarse en su cuenta sin preguntar.

Una propuesta del estado de California -donde están Silicon Valley y San Francisco, que acogen las sedes de empresas de internet como la propia Facebook- contempla convertir en un derecho legal acceder a las cuentas de medios sociales de los hijos.

Además, las cuentas de usuarios menores de edad deben estar configuradas automáticamente a su máxima privacidad, y cualquier imagen o texto que los padres quieran retirar debe desaparecer en 48 horas.

Facebook ha descrito la propuesta de ley, que aún debe ser aprobada en el Senado local, como una amenaza para su negocio. No en vano, cumplir las exigencias de retirada de contenido en dos días requiere una infraestructura considerable -especialmente en festivos y vacaciones, imaginemos la avalancha depadres horrorizados ante infinidad de fotos de Halloween- si la empresa quiere evitar las multas de hasta 10.000 dólares por infracción.

Pero también es una amenaza para la privacidad. Aunque sean menores de edad, los jóvenes tienen derecho a una cierta intimidad, y esto no es muy distinto del viejo dilema sobre leer el diario de los hijos cuando no se dan cuenta.

La propuesta de ley llega después de un informe sobre los menores en redes sociales, y que afirmaba que hay 7 millones de cuentas de Facebook de menores de 13 años, algo teóricamente prohibido. A los padres no les preocupa sólo que sus hijos se pasen la vida avergonzados de aquella foto de cuando tenían quince años. También temen que el acoso escolar se extienda a la Red o que sean víctimas de un agresor sexual.

Sin embargo, los menores son cada vez menos vulnerables en la Red, gracias a unos conocimientos y habilidades a menudo mayores que los de sus padres para moverse por Internet, lo que podría indicar que el acceso paterno a las cuentas de estos jóvenes no está completamente justificado.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios