BAQUIA

Seis trucos para mejorar el rendimiento del WiFi

Hace un par de meses, Epitiro publicaba un estudio en el que llegaba a la conclusión de que casi un tercio de la conexión de banda ancha se pierde si en lugar del cable Ethernet utilizamos una conexión WiFi.

En PC World encontramos las recomendaciones de Nandan Kalle, un ejecutivo de Belkin, que sabe bien de lo que habla al identificar los seis bloqueos más frecuentes que sufren los routers inalámbricos y la manera de desactivarlos.

1. El WiFi del vecino

La mayoría de los routers operan en la frecuencia de 2.4GHz, que puede llegar a congestionarse en zonas muy pobladas, con muchos routers conectados al mismo tiempo.

La solución es utilizar un router dual, que funciona simultáneamente en las frecuencias 2.4GHz y 5GHz. Lo podemos identificar en la tienda por la etiqueta 802.11n y las siglas MIMO (multiple input, multiple output).

2. La competencia con los electrodomésticos

La mayoría de los aparatos que tenemos en casa y que emiten ondas, desde el mando a distancia de la tele hasta los walkie talkies que vigilan el sueño de los bebés, “compiten” con el WiFi por la saturada banda de los 2.4GHz.

Lo que tenemos que hacer es fijarnos en la banda en que operan los aparatos cuando los compremos, y tratar de evitar la congestionada 2.4GHz. Por ejemplo, hay teléfonos inalámbricos que funcionan en la banda 1.9GHz, o walkie talkies en la 900MHz

3. Bluetooth

Afortunadamente, el Bluetooth ha dejado de ser un obstáculo para el WiFi, ya que los fabricantes han implementado diferentes tecnologías que minimizan las interferencias. Sólo podemos tener problemas si tenemos en casa aparatos antiguos que funcionan con Bluetooth.

4. Interferencias humanas

La humedad no se lleva bien con el rendimiento del WiFi. Y puesto que el cuerpo humano está compuesto de una gran cantidad de agua, podría considerarse un obstáculo para optimizar la señal. Pero no se obsesione con la anatomía: limítese a no colocarse entre la antena del router y el ordenador.

5. Configuración de seguridad

En routers antiguos, que utilizan el protocolo de seguridad WEP, actualizar a los más seguros WPA y WPA2 puede afectar al rendimiento. En el caso de los routers modernos, el hardware está preparado para rendir al máximo utilizando los máximos niveles de seguridad.

En cualquier caso, la recomendación es no renunciar a la encriptación, aunque al hacerlo se puede acelerar ligeramente la velocidad del router, ya que es preferible la seguridad que ganar unos segundos cuando cargamos nuestra página de Facebook.

6. Actualizar el firmware

Al actualizar el firmware se corrigen posibles errores en la seguridad y se añaden nuevas funciones. La mayoría de los fabricantes permiten hacerlo a través de una interfaz web, de manera que es tan sencillo como hacer clic en un botón.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios