Kickstarter se hace mayor con su iPod Nano-reloj

Son buenos tiempos para los inventores. Ingenieros, diseñadores o simplemente gente ocurrente que tiene una idea, resuelve por ejemplo el engorro invernal del hielo en el parabrisas, o escribe un documental sobre modos de vida llamados a desaparecer. Todo gracias a plataformas que aprovechan ese momento en el que vemos un prototipo y pensamos "quiero uno igual".

Uno de estos proyectos es Kickstarter, que pide una cantidad mínima de aportaciones antes de fabricar el cacharro de turno, llevando un paso más allá la producción bajo demanda que ya es habitual entre, por ejemplo diseñadores de camisetas. Y un reloj de pulsera ha demostrado que el plan es más que viable.

Se trata, más bien, de una correa de reloj, donde podemos encajar el nuevo y dimunuto iPod Nano para tener un reloj inteligente con música, despertador, y por supuesto, hora. Las correas se han fabricado gracias a casi un millón de dólares aportados por 13.500 personas, recibido en un mes batiendo todos los récords de la empresa.

Desde entonces, su diseñador Scott Wilson ha vendido miles de unidades de su correa Luna Tik en aluminio, la Tik Tok en goma y otro nuevo modelo aún más caro. Y ha dado el salto a la Apple Store, que empezará a comercializarlas esta semana en Norteamérica. Y no nos extraña, porque parte de las ventas del mini reproductor son mérito de Wilson: según Fast Company, el 79 por ciento de sus compradores dicen que sólo se hicieron con un iPod Nano por la correa.

Kickstarter es, en el fondo, una demostración de la teoría de la larga cola: puede que a una gran fabricante no le compense invertir en un producto muy especializado con un público muy determinado, pero esos pocos están muy comprometidos. De modo si el cacharro despierta suficiente interés entre sus compradores, puede encontrar financiación y beneficios por concreto que sea su público.

En el caso de Luna Tik y Tik Tok, se han vendido más de 40.000 unidades entre Kickstarter y la página oficial, y esto antes de que lleguen a los locales de Apple. La misma que, en su día, dudaba de que hubiera mercado para estos accesorios. Pero Kickstarter, o sus rivales IndieGoGo y Quirky, ofrecen muchas más cosas. Desde obras literarias hasta candados para la bici, pasando por un documental sobre Minecraft han encontrado el respaldo necesario para hacerse realidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios