15-M: Estrategia online para indignados

Las protestas en la calle de los últimos días son un poco como un iceberg. Para que haya 10.000 personas en una plaza, muchas otras están repitiendo, tuiteando, y comentando. Y una estrategia que puede parecer compleja, pero es intuitiva para usuarios que ya utilizaban estas herramientas cada día para quedar con sus amigos o compartir un vídeo gracioso.

Medios sociales

Por ejemplo, a pocos les ha costado comprender que hay que hay que ir variando las etiquetas de Twitter para seguir siendo Trending Topic, una hazaña en estos tiempos "interesantes" en los que vivimos. Así hemos pasado del 15mayo al #15M, y de ahí al #SpanishRevolution, #yeswecamp, #nonosvamos, #acampadasol… y las que seguirán mutando de forma natural.

Tampoco hace falta decirle a la gente que diga lo que piensa en su muro de Facebook. Al fin y al cabo, si ya lo utilizan para decir que tienen un buen día, no hay que pensarlo dos veces antes de decir que están indignados. Y así se difunden a un ritmo vertiginoso los vídeos, las fotos o las listas de lo que necesitan los acampados en estos días de lluvia.

Del mismo modo, "fichar" en Foursquare en la Puerta del Sol o en los diferentes puntos de protestas del resto de España es toda una declaración de intenciones.

Seguimiento de medios

Los indignados siguen de cerca cómo retratan los medios tradicionales su protesta. Por eso no es de extrañar que hayamos visto más de un cambio en el tratamiento del asunto. Una cosa es que unos tertulianos de RNE reciban un rapapolvo de una oyente, pero si miles de internautas hacen circular esa conversación que parece protagonizada por dinosaurios, ya es otra cosa.

Cuando se trata de medios de Internet, entonces los indignados tienen otra herramienta que les resulta natural: los comentarios. Los que protestan son con frecuencia gente que se extraña cuando lee una noticia en internet y no encuentra debajo un hueco para comentarios. Así que no es de extrañar que siempre haya alguien dispuesto a corregirnos un enlace, ofrecer contexto o explicar en el idioma que haga falta lo que está ocurriendo. Incluyendo una entrada actualizada casi al minuto en la Wikipedia.

Voces conocidas

En un claro ejemplo del efecto Straisand, varios políticos han conseguido el efecto contrario al intentar restar importancia a la protesta. Al ver que estas declaraciones sólo aumentaban el nivel de indignación, PP y PSOE han intentado apuntarse el tanto, consiguiendo, de nuevo, que la gente se enfade más.

A los políticos siguen los periodistas conocidos, con interpretaciones de lo más pintoresco (incluyendo los vínculos con ETA), mientras que otros, sin palabras, plantean otro punto de vista

Pero los políticos no son los únicos nombres conocidos que suenan en este asunto. Están, por ejemplo, los de celebrities que apoyan las protestas,  como Enrique Dans, Martin Varsavski o José Luis Sampedro.

Y las palabras de todos ellos, tanto de los que se quieren subir al carro como de los que lo entienden, sin olvidarnos de los que lo desprecian, están dando la vuelta al mundo gracias a una autopista de la información exprimida como nunca por los internautas españolas. Hasta el punto que parece que el movimiento podría replicarse en Italia, donde ya se habla de una #italianrevolution.

Confusión

Probablemente, todo esto tendría menos seguidores si hubiera un líder (del que fuera fácil desvincularse), o un único manifiesto estándar (en lugar de muchos, cambiantes y que la mayoría de los "indignados" ni ha leído) y un bandera o lema que pretendiera, sin éxito, unir a todo el mundo.

El éxito de esta pequeña revolución es precisamente que surge de forma orgánica y espontánea, con gente que se expresa con las herramientas que utiliza todos los días sin pararse a pensar cómo dirigir su estrategia mediática, como parece que piensan algunos de los que no lo comprenden.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios