BAQUIA

Los pagos con el móvil llegan a Reino Unido

Nada como un par de grandes corporaciones para acelerar una tecnología. Con el apoyo de empresas de tecnología, firmas financieras, operadoras de telecomunicaciones y fabricantes de hardware, es sólo una cuestión de tiempo hasta que los pagos con el móvil sean cosa de todos los días.

Hasta ahora hemos visto propuestas, diseños y algunos experimentos, tanto en España como en el extranjero. Pero la primera prueba a gran escala se está realizando en Reino Unido, donde 50.0000 tiendas de cadenas como McDonalds, EAT, Pret-a-Manger y Bootsempiezan a admitir los pagos con chips NFC colocados en teléfonos móviles.

El servicio, llamado QuickTap, es una plataforma de la operadora Orange -propiedad de FranceTelecom- disponible para los clientes con una cuenta de prepago BarclayCard y que tengan un teléfono Tocco Lite de Samsung, que sale a la venta esta semana en Reino Unido. Orange ha anunciado que más adelante se ampliará el servicio a otros terminales.

Precisamente estos problemas de compatibilidad son uno de los posibles inconvenientes de esta tecnología. Analistas y usuarios temen que la gran variedad de sectores implicados (operadoras móviles, fabricantes de teléfonos, plataformas de software, firmas financieras) obliguen a los comerciantes a hacerse con un puñado de dispositivos diferentes para poder cobrar a sus clientes. Sin olvidarnos de las regulaciones que impongan las autoridades.

En favor de QuickTap diremos que es un experimento, que la operadora utiliza además para promocionar un nuevo dispositivo. Quizá por eso el gasto está limitado a un máximo de 15 libras por compra, aunque los usuarios pueden cargar el teléfono con 100 libras.

Si todo va bien, esperamos que no tarden en llegar los lectores universales para cobrar a todo el mundo, independiemente del teléfono que tenga, la operadora que utilice y el banco donde tenga su dinero.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios