Google y Mozilla proponen eliminar la barra de direcciones de sus navegadores

Ahora que la guerra de navegadores está más encendida que nunca, hemos visto propuestas para proteger la privacidad de los usuarios, carreras de velocidad, competiciones para ver quién es más compatible con las nuevas tecnologías (es decir, con el deseado HTML5) y comparaciones sobre el número de descargas que consigue cada software.

En comparación, la última posibilidad con la que experimentan Google y Mozilla parece poco espectacular: eliminar la barra de direcciones del navegador. Si hace poco Chrome, el navegador de Google, probaba a eliminar el "http" de la barra, ahora estudian eliminarla por completo.

Tras saberse que una versión muy preliminar de Chrome permitía eliminar la barra para una "navegación compacta", Mozilla se apuntó a la nueva tendencia con una extensión para su navegador Firefox que oculta la barra en cuestión, después de años haciendo que fuera más y más lista, hasta adelantarse a nuestros deseos proponiendo destinos antes de que hubieramos terminado de escribir.

Este detalle aparentemente banal ha provocado un animado debate entre desarrolladores de uno y otro bando, no sólo por la barra en sí sino por la rápida imitación de Firefox, y por la gran velocidad que se ha impuesto a la evolución de los navegadores, que cada vez se asientan con más autoridad como la aplicación más importante de los ordenadores convencionales.

En realidad, no nos parece que mantener o quitar la barra de direcciones sea un cambio tan trascendental en nuestras vidas, sobre todo cuando hace años que tenemos opciones como la de pantalla completa. Lo relevante aquí es que a diferencia con los tiempos en los que Internet Explorer tardaba años en incorporar las pestañas de Firefox, ahora las innovaciones y mejoras cruzarán plataformas mucho más rápido, lo que en definitiva es bueno para los usuarios y desesperantes para los que intentan decidirse de una vez por un navegador.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios