BAQUIA

La UE legisla la privacidad online, con pocos resultados

Tan sólo dos países de los 27 miembros de la Unión Europea han empezado a aplicar las nuevas normas comunitarias de privacidad online, mientras la inmensa mayoría ha dejado pasar la fecha límite como si la cosa no fuera con ellos.

La crisis de la privacidad online ha abierto un dilema entre los servicios personalizados que queremos (por ejemplo, los que nos sugieran locales cerca de donde estamos) y la información personal que estamos dispuestos a proporcionar (por ejemplo, dónde estamos y dónde solemos comer). Y en medio de este dilema, han aparecido las primeras normas.

Aunque las grandes empresas de Internet insisten ante autoridades europeas, y estadounidenses, o ante cualquiera que les pregunte que es mejor reducir al mínimo la legislación, en favor de la innovación y la competencia, los Gobiernos van probando con distintas formas de control.

La norma europea sobre las cookies intenta limitar la información que guardan empresas y servicios online sobre sus usuarios, controlando las cookies y concretamente obligando a pedir permiso antes de instalarlas en los equipos de los internautas europeos. Entre los principales afectados estarían las redes de publicidad que rastrean la navegación de los usuarios para ofrecerles anuncios personalizados.

La fecha límite para aplicar estas normas era, en teoría, el 25 de mayo. Pero sólo Estonia y Dinamarca han presentado sus informes completos, mientras que Francia, Reino Unido, Eslovenia, Letonia y Lituania han ofrecido informes parciales. Los demás no han dado señas de estar manos a la obra.

Así las cosas, suponemos que las redes publicitarias que se oponían a las normas habrán respirado aliviadas, mientras los mismos gobiernos que elaboraron la norma proclamando su compromiso con la privacidad la ignoran ahora, para desconcierto de los internautas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios