BAQUIA

Nintendo resiste un ataque informático en EEUU

LulzSec vuelve a atacar, días después de hacerse con los datos de un millón de usuarios de Sony, que no gana para sustos desde el demoledor ataque informático que sufrió hace más de un mes, y que puso de relieve una seguridad no precisamente invulnerable.

En esta ocasión, el ataque ha sido contra los servidores estadounidenses de Nintendo, que afirma que no se han registrado daños contra la empresa ni sus usuarios, y que el servidor atacado no contenía información sobre clientes.

Por si alguien duda de la versión oficial de la empresa, los hackers han elogiado la seguridad de Nintendo en su cuenta de Twitter, en contraste con las duras críticas de la semana pasada a la seguridad de Sony.

"Nintendo, sólo conseguimos un archivo de configuración y dejamos claro que no pretendíamos ningún daño. Nintendo ya lo había arreglado, de todas formas. ¡Les queremos!", indicaban el domingo en su cuenta de Twitter.

Este comentario refleja la característica actitud de expertos en seguridad que denuncian fallos de seguridad de las empresas demostrando lo vulnerables que son. Las compañías no suelen tomarse bien estos ataques -al menos, no cuando tienen éxito– y los gestionan igual que los ataques malintencionados como el que filtró datos de 100 millones de clientes de Sony en abril, incluyendo información bancaria.

Nintendo, sin embargo, sale de este trance con el prestigio intacto, justo a tiempo para la presentación de su nueva consola de sobremesa, sucesora de la Wii, y de una tienda de juegos para su Nintendo 3DS.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios