Guerra de precios en las operadoras españolas

Ya no basta con regalar el teléfono de moda. Los usuarios han empezado a preocuparse también por lo que pagarán después de recibir su cacharro nuevo, y la competencia del sector comienza a dar sus frutos.

Una oferta de Movistar, con llamadas a seis céntimos el minuto, metía a la mayor operadora del país de lleno en la batalla por los contratos más baratos, después de años centrada en las tarifas más rentables.

Pero sus rivales no han quedado atrás y Orange, propiedad de France Telecom, ha ofrecido una tarifa similar a sus clientes,  rebajando además los mensajes de texto a seis céntimos y el consumo mínimo en toda una declaración de intenciones.

En esta particular Guerra del 6 faltan por ahora la británica Vodafone y las operadoras minoritarias, que se estaban adueñando de la gama de contratos de bajo coste, como Yoigo, que ya ofrece tarifas de seis céntimos, pero con más consumo mínimo, y es cuestión de tiempo que iguale las apuestas de las grandes del sector.

Sin embargo, la asociación de consumidores FACUA asegura que los famosos 6 no están a la altura de los precios que ofrecen las más pequeñas PepePhone, Eroski Movil, MásMovil o Simyo, que barajan precios de entre 3,4 y 2,8 céntimos el minuto y son las "auténticas" operadoras de bajo coste.

Y señala que los famosos 6 son los precios sin IVA, que se convierten más bien en sietes cuando llega la factura. En otras palabras, no es oro todo lo que reluce, pero al menos se recrudece la guerra de precios entre las primeras marcas, algo que siempre es bueno para los consumidores, especialmente si de media, las llamadas les salen más caras que al resto de los europeos.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios