¿Qué se puede hacer con un ancho de banda de 100 Mbps?

Una conexión de 100 Mbps es habitual en países privilegiados como Japón o Corea del Sur. Para el usuario medio en Europa es veinte veces superior al promedio de velocidad.

Con una conexión de 100 Mbps en el hogar, se puede descargar un álbum de música completo en cinco segundos, un programa de televisión en treinta segundos y una película en alta definición en siete minutos. Una capacidad que actualmente sólo está al alcance del 0,5% de los internautas europeos.

Pero la alta velocidad a través de fibra hasta el hogar es algo más que hacer las mismas cosas de siempre más rápido. FTTH Council Europe es una organización formada por 150 miembros, que promueve la tecnología ultra rápida como medio de proporcionar nuevos servicios que mejoren nuestra calidad de vida, la competitividad económica y la protección medioambiental.

Históricamente, la demanda de ancho de banda ha crecido cada año empujada por ordenadores más rápidos, pantallas de mayor resolución y la tendencia a descargar más imágenes y vídeos. De hecho, el aumento de ancho de banda es tan predecible que el gurú de la usabilidad de Internet, Jakob Nielsen, elaboró una Ley de ancho de banda de Internet, que establecía la necesidad de aumentar los requisitos de ancho de banda en un 50% cada año.

Según FTTH, hoy en día las aplicaciones y servicios que necesitan gran capacidad de ancho de banda ya están disponibles. Sin embargo, en muchos casos los desarrolladores se ven obligados a “degradar” sus aplicaciones para que funcionen con un menor rendimiento, porque las redes no son lo suficientemente rápidas como para soportarlas, al estilo del huevo y la gallina.

El tipo de aplicaciones ya disponibles, limitadas por la incapacidad de las redes para soportarlas, se engloban sobre todo en las áreas de e-learning y e-salud, aprovechando la capacidad de la fibra para monitorizar enfermos, hacer conslutas a distancia o enseñar con todo tipo de materiales interactivos.

En definitiva, la tecnología FTTH hace posible la existencia de muchos tipos de servicios. Algunas aplicaciones de próxima generación estarían siempre operativas, ejecutándose en segundo plano, mientras el usuario de la casa realiza otras tareas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios