BAQUIA

HTC cede y llevará Gingerbread al Desire

Las quejas han servido para algo. Ha tenido que indignar a muchos de sus usuarios en el proceso, pero al final HTC ha anunciado que instalará la versión 2.3 de Android, conocida como Gingerbread, en su smartphone Desire.

El Desire (o, familiarmente, "la Desi"), es el teléfono más vendido de HTC el año pasado. Es también la versión de la compañía taiwanesa del telefóno que desarrollaron con Google, el Nexus One. Ha dado pie a nuevas versiones, como el Desire HD o Desire Z.

Al anunciar que no actualizarían el software del teléofno, la empresa enfureció a muchos de sus usuarios, que no esperaban quedarse desactualizados tan pronto, cayendo en el eterno problema de la fragmentación de Android y que podría condenarles, por ejemplo, a que las aplicaciones nuevas no funcionaran bien.

Tampoco sonó muy convincente el argumento de que el teléfono no tenía suficiente RAM, dado que el Wildfire, un modelo algo inferior, sí recibiría Gingerbread. Y el Nexus One, que es prácticamente igual, lo tiene desde hace meses.

Finalmente HTC ha indicado en su página británica de Facebook que reducirá el peso de su interfaz Sense y sus aplicaciones propias, que combinan con el software de Google, para poder actualizar el sistema operativo del teléfono.

"Para resolver el problema de la memoria de Desire y poder llevar a cabo la actualización a Gingerbread, vamos a eliminar algunas aplicaciones de la actualización", indicaba más tarde la página en español. "Estad atentos al estado de estas actualizaciones a partir de la semana que viene. De verdad que sentimos mucho todos los inconvenientes y la confusión que se ha generado."


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios