BAQUIA

A la librería de Amazon se le dispara el spam

Una herramienta de autoedición permite a escritores noveles vender la novela o el estudio en el que llevan meses -o años- trabajando. Pero también permite a los oportunistas juntar un par de textos más o menos bien redactados, ponerle un nombre resultón y ofrecerlo a la venta a usuarios incautos.

Esto último parece estar convirtiéndose en práctica habitual en la plataforma de Amazon, donde según Reuters podemos encontrar o bien libros de éxito a los que alguien les ha cambiado el autor y la portada, o bien textos de dominio publico copiados y pegados de la Red, con un autor y una portada falsos.

Con frecuencia, cuando una empresa habilita una plataforma para que los usuarios suban su propio contenido, el resultado son una cuantas piezas brillantes… y un montón que no lo son tanto. Un ejemplo claro es el de YouTube, que intenta mejorar la calidad media de sus vídeos con proyectos de promoción de artistas, músicos y contenido profesional como emisiones de eventos deportivos.

Entre las posibles soluciones para Amazon se ha propuesto cobrar a los autores por subir sus obras a la tienda (lo que podría impedir el acceso a autores con pocos recursos pero no a los spammers con más éxito de ventas) o instaurar un sistema de control de calidad o valoración de los textos más cuidadoso que el actual, que contempla la publicación de las obras tras 48 horas.

Pero esto último implicaría un gasto extra para Amazon, que quizá no esté dispuesta a aumentar sus gastos para una división de negocio no tan rentable, por lo que quizá resulte más viable un sistema de recomendación -y denuncias- interno, con votos de los usuarios.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios