BAQUIA

Ubuntu pierde fans en Linux

Durante mucho tiempo, "Ubuntu" ha sido sinónimo de Linux para los más profanos en software libre, que encontraban una interfaz familiar para experimentar con el código abierto sin alejarse del todo del terreno conocido. Los más entendidos, por su parte, valoraban su estabilidad, pero parece que ambos colectivos están desencantados con la distribución.

Las cifras de DistroWatch señalan que el mes pasado, las distribuciones más populares fueron Mint y Fedora, relegando a Ubuntu a un tercer lugar. Ese cambio de tendencia podría deberse a los cambios en la interfaz que lo alejaban de la "apariencia Windows", a las dificultades para trastear con el código y a un aumento en los fallos del sistema.

"Cuando los usuarios tienen un enorme número de distribuciones de Linux entre las que elegir y encuentran que una no rinde como esperaban, se van a otro sitio", resume Edward Berridge en TechEye.

La pérdida de popularidad de Ubuntu no parece tanto la historia de una caída como la de un bache o, como mucho, un cambio de ciclo. Según varían las formas en las que utilizamos los ordenadores, aparecen plataformas más adecuadas o convenientes. Especialmente si la evolución de algunas plataformas disuade a sus antiguos usuarios. Y Canonical, responsable de Ubuntu, podría optar por seguir su camino hacia los acuerdos comerciales o por volver a sus orígenes.

Además, el lanzamiento de nuevas plataformas al que estamos asistiendo, tanto en dispositivos portátiles (no sólo Android, también HP o RIM proponen alternativas para móviles y tabletas) como en ordenadores, puede beneficiar mucho al universo Linux al hacer ver a los usuarios que cambiar de sistema operativo no es un obstáculo infranqueable.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios