BAQUIA

Juan Triviño, Ediciones Noufront “Hay mucho miedo al libro digital”

Ante la revolución digital, ¿ha reaccionado mejor el sector editorial que la industria del cine o de la música?

Hay un sector editorial que sí, que se lo está planteando con la seriedad que esto merece. Gente que está valorando que el tema de precio no es lo mismo, que se tiene que ver a los lectores de otra manera, que no todo el usuario digital es un pirata…Pero también creo que hay mucho miedo.

Más que caer en los errores en los que se cayó con la música o con el cine, creo que aquí lo que hay es un miedo a lo desconocido, porque el mundo del libro es bastante más lejano a las nuevas tecnologias que el cine y la musica. Entonces ahora nos toca correr y eso hace que estemos un poquito asustados.

¿La función del editor está pasando a ser más bien la de un selector de contenido?

Yo creo que no tanto selectores como gestores de contenido, creo que ésa es la palabra clave. Ahora mismo, la labor de selección del contenido no ha cambiado, tenemos la misma tarea de seleccionar aquello que queremos publicar. Sin embargo, sí que tenemos que tratar ese contenido de una manera diferente. Nuestra responsabilidad y nuestra obligacion es hacer llegar ese contenido al usuario, en el formato que el usuario demanda, a un precio justo. Esa combinación nos hace ser más gestores que no tanto editores en el sentido antiguo de fabricantes del objeto libro.

Hay un sector de la población, un grupo de lectores que demanda el objeto libro, y ahí continuamos en la edición tradicional, ya sea en una imprenta offset o en una imprenta más moderna de impresión bajo demanda. Pero despues hay muchísimas maneras de hacer llegar ese contenido al lector, y ahí es donde nos tenemos que convertir en elctores y gestionar ese contenido de la forma más sabia posible

¿Reaccionan los autores de forma similar a las editoriales?

Por mi experiencia personal, entiendo que los autores están desinformados, que los agentes están haciendo un flaco favor a los autores en este tema, que se están reservando de alguna manera negociar sus derechos digitales y se está produciendo que la demanda genere piratería.

Desde mi perspectiva, creo que los autores deberían, si bien hay alguna editorial que no está trabajando el mundo digital, confiar en otras que sólamente estén trabajando el mundo digital y que al mismo tiempo que sus escritos vean la luz en el medio impreso lo hagan también en el mundo digital.

Creo que también los agentes estan un poco perdidos con esto porque tampoco están ifnormados de los procesos de produccion, yo he hablado con algunos en las ferias que no tienen ni idea de los costes que tiene generar un libro electrónico, de hecho ni la mitad de los editores la tienen. Tienen ese temor de "si bajamos los precios ¿cuánto va a recibir el autor? ¿cómo quedan los royalties?". (Hay) miedo infundado a la pirateria, y ademas los agentes estan viendo como se puede perder una cuota de lo que sería su mercado.

Vosotros trabajáis mucho en Latinoamérica, ¿habéis encontrado escenario diferentes?

Nosotros trabajamos mucho en EEUU y Latinoamérica. Estados Unidos es otro mundo, el tema digital está muy asumido y de hecho Amazon está vendiendo más libros electrónicos que en papel, Barnes & Noble también, Borders… Prácticamente todas las grandes cadenas están viendo ya un incremento importante en la venta del libro electrónico, con lo cual todas las editoriales americanas están teniendo una política y unos departamentos ya creados para trabajar con el tema digital.

En América Latina lo que vemos es que hay una riqueza cultural tremenda y unas iniciativas muy interesantes. Están muy interesados en el tema del libro electrónico, tienen bastante menos miedo que nosotros en Europa.

Al tener tan cerca a Estados Unidos yo creo que también están muy influenciados. México es un país por ejemplo más cercano que el tema digital, preocupa al nivel que preocupa en España, incluso más. Muchisimas editoriales mexicanas ya tienen sus fondos digitalizados.

Yo creo que es un panorama similar, excepto EEUU, Alemania e Inglaterra. En el mundo hispano estamos más o menos a la misma altura, tanto de preocupación como de velocidad de contenido.

Ya que menciona la digitalización, nos ha sorprendido descubrir que muchas grandes editoriales no tienen digitalizados sus fondos.

Sí, de hecho una de las labores que estamos viendo que se demandan últimamente a nuestra plataforma Producción Editorial es la recuperación de archivos, entregándonos un libro impreso del que no se tiene ningún tipo de archivo, y generar con eso un documento en InDesign, un documento en pdf y un documento en libro electrónico, esto está siendo la tónica general.

Sí que es verdad que el mundo de los programas informáticos de maquetación ha cambiado en los ultimos años, así que hay gran parte de ese material que se estaba haciendo que ahora mismo ya es ilegible porque los programas se han quedado obsoletos. (…)

Ha ido mejorando la industria, lo que pasa es que nuestros archivos no se han ido digitalizando a la misma velocidad. Hay editoriales que tienen muchísimos archivos sin digitalizar de libros que apenas tienen 30 años, 20 años, 10 años, depende un poco del proceso que ha llevado cada editorial. No es un proceso complicado recuperar esos archivos, pero hay parte de las editoriales que se han perdido en el camino, incluso hay muchas que no tienen pagina web.

FORMATOS, LECTURA SOCIAL Y PIRATERÍA

¿Veremos un formato estándar de libros digitales?

Precisamente lo estamos hablando en nuestro departamento. Estamos trabajando muy cerca de Adobe y de Apple, y los avances que vemos están desembocando en un epub que nos permita una interactividad absoluta, y que con vídeo, sonido, popups y demás, se parezcan cada vez más a una pagina web.

Yo creo que el formato epub es la base. El trabajo con InDesign nos facilita mucho el tema, pero yo creo que con el tiempo el HTML5 el CSS nos va a permitir tener un epub que sea formato estandar.

Prácticamente desde que el señor Jobs dio un golpe encima de la mesa al presentar el iPad y presentar el epub como el archivo óptimo para el iPad aparte de las aplicaciones, todo el mundo de los formatos digitales, ebook y readers se ha posicionado en ese sentid,o excepto Amazon con su Kindle, y aun así han sacado su plataforma para Apple donde leen y comercializan epubs.

Es una experiencia de lectura mucho mas satisfactoria para el cliente leer un epub y no leer un pdf, que según en que pantallas va a tener que estar yendo con el dedo arriba y abajo, puesto que no deja de ser una fotografia de una pagina impresa.

¿Qué le parecen las plataformas sociales de lectura como 24symbols o The Copia?

Me parecen muy, muy interesantes, de hecho nuestras publicaciones van a estar ahí.

Nos ha parecido que, si bien ya era satisfactorio por parte del cliente ir a la pagina web de algunas plataformas de librerías de libros físicos en las que me aconsejaban que si me gustaba cierto tipo de libro o lo iba a comprar, los clientes que han comprado ese libro han estado viendo otro similares o han comprado otros, escuchar ahora las opiniones no de los compradores, sino de los lectores reales, acerca de ciertas partes de los libros en los que estás interesado, de qué lecturas estan haciendo, compartir una red social basada alrededor de cada una de las publicaciones donde puedas compartir su experiencia con personas a cientos de miles de kilómetros o al lado de la puerta de casa… Es un gran club de lectura, y eso siempre es enriquecedor.

Desde luego, quiero verlo con mucho interés, y creo que The Copia, que es lo que más conozco, va a ser muy satisfactorio para aquellos que somos lectores y devoradores de libros.

¿Cómo se lucha cotran la piratería?

La pirateria se combate de muchas y diferentes maneras, pero en primer lugar yo creo que tenemos que estar del lado del lector. Internet nos ha dado una herramienta maravillosa que es que los editores, que no teniamos contacto con los lectores, podamos a traves de Facebook, Twitter y otras muchas herramientas que podemos crear alrededor de nuestra páginas web, tener contacto directo con el lector. (Podemos) fidelizarlo, escucharle, tener en cuenta sus opiniones, y desde luego trasladarle la importancia de apoyar y sostener una industria que sin el pago de contenidos no es viable.

¿Cómo se hace eso? Desde nuestra perspectiva, siendo conscientes de que el precio es algo importante, de que la inmediatez es algo importante. No podemos sacar un contenido digital a los seis meses de que haya salido el contenido impreso porque el público va a generar esos archivos porque hay una demanda de elos.

Hay mucha piratería que no es con ánimo de lucro y de hacer daño, es una piratería de necesidad, de gente que no consigue esas publicaciones en el momento que las quiere, que las necesita, o porque simplemente el espacio físico donde vive no tiene acceso a ellas, y neceista encontrar una tercera vía.

Si nosotros como editores somos capaces de mirar esas necesidades, darles un precio justo, una experiencia satisfactoria de compra… Creo que es practicamente imposible luchar contra cierto sector de piratería que va a piratear siempre, pero creo que sí es muy fácil fidelizar a un grupo de gente que esté comprando nuestras publicaciones.

No se nos tiene que olvidar que una persona que compra un archivo, ya sea de música, de cine o de un libro, no tiene el sentido de eternidad que tenemos cuando vamos a comprar un libro o un vinilo. (…) No podemos pedirle lo mismo a una persona por algo que sabe o siente que no le va a durar toda la vida, que por algo que sabe que le va a durar toda la vida. Y por algo que si somos honestos con nosotros mismos los editores, no tiene el mismo coste de produccion.

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios