LulzSec leva anclas

La CIA, Sony, Walt Disney, la policía británica… La lista de víctimas de LulzSec no es nada desdeñable, especialmente, si tenemos en cuenta que hemos visto el resultado de todos esos ataques en algo menos de dos meses.

El revoltoso grupo ha tumbado páginas oficiales, filtrado datos de instituciones y empresas varias y aumentado la sensación de inseguridad de los internautas a la hora de dar sus datos a cualquier servicio online que quizá no esté protegiendo nuestra información como cabría esperar.

El objetivo declarado de LulzSec era tanto denunciar esa falta de seguridad como "pasarlo bien", atacando tanto a instituciones como a plataformas de videojuegos. Como Nintendo, una de las pocas que resistió el ataque.

Ahora, con la misión cumplida, LulzSec se despide con su gato pixelado, sus metáforas náuticas y una sana dosis de polémica, ya que si bien el grupo aseguraba no tener intenciones dañinas (es decir, robar), el demoledor ataque a la PlayStation Network tras los golpes de los hacktivistas Anonymous demostró que siempre puede haber alguien dispuesto a explotar las vulnerabilidades expuestas por otros. Por no hablar de los daños colaterales de publicar datos personales de usuarios, sólo para demostrar que se podía.

Para cualquiera que haya seguido mínimante los acontecimientos de los últimos meses, el titular del New York Times "La disolución del grupo hacker podría no poner fin a los ataques" es un ejemplo de eufemismo. Ya sea con ése u otro nombre, es probable que los hackers de LulzSec vuelvan a hacer de las suyas, y será interesante ver si la próxima vez, estamos mejor preparados.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios