Opera pierde a su fundador

Jon von Tetzchner, el fundador del navegador noruego Opera se marcha. Tezchner abandona así una compañía que fundó en 1995 y que dirigió hasta el año pasado. Pese a un comunicado oficial de lo más diplomático, el correo que envió a sus 740 empleados habla de diferencias con el consejo directivo.

El co fundador ha aclarado que no piensa vender sus acciones ni reducir su participación en la empresa, señalando que probablemente es "más ambicioso y querría avanzar más deprisa en todas las áreas" que la dirección actual de la compañía.

En su emotiva carta a los empleados, Tetzchner aclara que cree que los actuales directivos piensan de forma más "trimestral" que él, al parecer centrándose en los resultados a corto plazo y no en la visión de la compañía en el futuro.

Desde sus inicios, Opera tuvo el beneplácito de desarrolladores y expertos pero apenas una pequeña minoría de usuarios utilizaba en sus ordenadores. Crearon las pestañas, que ahora utilizan todos los grandes navegadores. Respetaban los estándares, algo cada vez más común, y lanzaron el navegador móvil más popular del mundo: Opera Mini.

La salida de Tetzchner podría apuntar a un cambio de estrategia o quizá incluso a una adquisición de la compañía, que ha conseguido triunfar en todas las plataformas móviles, desde el exclusivo ecosistema de Apple hasta el naciente mercado africano.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios