Fiebre por las invitaciones a Google+

Google acaba de presentar su nueva red social, basada en un control de la información intuitivo por "círculos" de gente. Y ya hay tortas por hacerse con una invitación.

El sistema aún está en periodo de pruebas, por lo que Google quiere ampliar el número de usuarios poco a poco. Al principio, sólo algunas personas recibieron invitaciones de empleados de Google. Pero después esos afortunados pudieron empezar a invitar gente, despertando un furor inesperado.

Las primeras reseñas en medios online se llenaron de miles de comentarios solicitando invitaciones, los que cometieron el error de decir que tenían una cuenta se vieron enterrados en peticiones a través de Twitter, y diversas páginas recomendaban apuntarse para que le avisen cuando se abran los registros.

Pero que nadie se haga demasiadas ilusiones, porque mientras el sistema siga en periodo de pruebas, estas invitaciones no tienen por qué funcionar. Y además, el jefe de ingenieros de Google Vic Gundotra anunció el cierre temporal del sistema de invitaciones, abrumado por una demanda "loca".

Hasta que el servicio esté más encarrilado y las invitaciones vuelvan a fluir, los afortunados -o los más ansiosos- pueden ir descargándose la extensión pars Chrome que facilita la integración con Facebook y Twitter, y leyendo las impresiones de los que ya están trasteando con el servicio.

Eso sí, no todo el mundo está tan contento con Google+. Con invitaciones o sin ellas, las autoridades chinas no han perdido el tiempo y por si acaso, ya lo han bloqueado.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios