La UE reduce más los límites de precio del roaming europeo

Cuando uno puede cruzar media Europa con el mismo dinero y sin pasaporte, espera que otros aspectos de su viaje sean igual de sencillos. Lo que no es, desde luego, el caso de la factura telefónica. El bill shock aún nos sorprende cuando, tras un viaje a países de nuestro entorno, nos encontramos unos gastos de roaming difícilmente justificables.

Después de años pidiendo a la industria que ponga remedio a esto, y de sucesivas normativas en los últimos tres veranos, la Unión Europea aplica a partir de hoy un plan de límites a los costes del roaming europeo, que no podrá ser mayor a 35 céntimos el minuto al llamar y 11 céntimos el minuto por llamada recibida. Los límites anteriores eran de 39 y 15 céntimos respectivamente.

En cuanto a los mensajes de texto, recibirlos no supondrá un gasto adicional y escribir desde un país de la Unión Europea a otro añadirá 11 céntimos más al precio habitual del SMS.

Los mayores descuentos, sin embargo, se producen donde hasta ahora nos llevábamos los peores sustos. El tráfico de datos el mega de subida o bajada costará como máximo 50 céntimos, no 80 como hasta ahora.

¿Y para cuándo el fin del roaming europeo? La Comisión Europea quiere eliminar los gastos de itinerancia para 2015, y hasta entonces esperamos que se sigan introduciendo nuevos límites de forma progresiva.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios