BAQUIA

Crece la polémica sobre los jefes de RIM

Tener dos jefes resulta confuso, y es material para chistes. Y en el caso de RIM, ha inspirado una carta abierta de protesta firmada por un "alto directivo". Sin embargo, la firma canadiense ha respondido en un comunicado oficial que el equipo directivo "se toma en serio" los desafíos del momento y "está afrontando activamente la situación". En otras palabras: todo va bien.

Pero no todo el mundo piensa lo mismo. Sus inversores, aunque algo aplacados por los recientes despidos, temen estar perdiendo puestos a marchas forzadas ante Apple y Google. La PlayBook, la apuesta de RIM para competir con el iPad de Apple, está teniendo problemas. Falta de aplicaciones, dependencia de la BlackBerry y la retirada de algunas unidades han ensombrecido el que debía ser su lanzamiento estrella del año, provocando enfrentamientos entre la prensa y la dirección.

La carta anónima publicada el jueves señala que cada vez más productos ven aplazada su fecha de lanzamiento, que el personal no se atreve a dar su opinión sobre asuntos internos y que el sistema de doble CEO, simplemente, no es eficiente.

A cambio, propone varios cambios como centrarse en la experiencia del usuario final, despedir a quienes no hagan un buen trabajo, facilitar el trabajo a desarrolladores externos para que hagan aplicaciones y contratar directivos capaces de "tomar decisiones".

La respuesta de la compañía, que pone en duda la autenticidad de la carta, no responde de forma directa a ninguna de las críticas ni sugerencias del texto. A pesar de todo, han llegado a un acuerdo para que uno de sus inversores retire la propuesta de acabar con el sistema de doble mando. A cambio, la empresa formará un comité externo que evalúe su sistema de gestión. Que esto sea bueno o malo para RIM todavía está por ver.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios