BAQUIA

Prisión para dos implicados en la trama SGAE

El proceso judicial contra directivos y asociados a la SGAE sigue su curso en la Audiencia Nacional, y como la cosa empieza a complicarse, vamos por partes.

En el centro de la trama parece estar José Luis Rodríguez Neri, director de la SDAE y ex responsable de Microgénesis. Los desvíos de fondos y la administración fraudulenta habrían beneficiado no sólo a él, sino a su hija, su pareja y la hermana de ésta, la hermana de Neri y los amigos del directivo, como Rafael Ramos y su pareja, Elena Vázquez. Neri y Ramos están en prisión con fianzas de 300.000 y 150.000 euros.

Pero estos no son los únicos implicados. El presidente de la SGAE, Teddy Bautista, fue puesto en libertad con cargos (y no "sin ninguna medida", como dice la organización olvidándose de que les han retirado el pasaporte), al igual que otros dos directivos de la institución. El juez considera en su auto que el entramado de sociedades y su actividad era un proyecto "autorizado, consentido y también impulsado" por Bautista.

No hay sólo dinero de por medio. El auto publicado el lunes por la noche por el juez Ruz señala que Bautista y Neri obstaculizaron los trámites a la primera candidatura alternativa a Bautista que se presentaba en años en la institución, y que no logró ganar los comicios del jueves pasado.

A nivel institucional, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, comparecerá en el Congreso para hablar de su gestión y la relación de su Ministerio con la SGAE. Esta relación no queda bien parada en las conversaciones grabadas a Neri, que también menciona al Ministerio de Industria y cómo "toda la pasta que han estado metiendo en la SDAE era una puta mentira” y “es para la SGAE”.

Por último, no está claro cuánto dinero se habría defraudado, aunque hay medios de comunicación que hablan de más de un millón de euros, y eso sólo en sueldos encubiertos para Neri.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios