EEUU dará seis avisos a los que compartan archivos

Las grandes operadoras de Internet de Estados Unidos han accedido a ejercer parte de la vigilancia sobre descargas de archivos protegidos, en un acuerdo con representantes de la industria del cine y la música.

Empresas como Comcast, AT&T, Time Warner Cable, Cablevision Systems y Verizon Communications advertirán a sus usuarios cuando detecten que están compartiendo música o películas, amenazándoles con reducir su velocidad de conexión. En principio no se obligará a las operadoras a cortarles la conexión, aunque es posible que decidan hacerlo.

A partir del cuarto aviso que se envíe al usuario podrán aplicarse reducciones de velocidad a su conexión, y es posible que también se le redirija a páginas "educativas" sobre el tema, como las que introdujeron las autoridades estadounidenses en varios dominios confiscados por ofrecer enlaces a retransmisiones deportivas.

Al igual que la ley Hadopi francesa (que si contempla el corte de conexión, aunque aún no se ha aplicado ninguno ni se ha juzgado a usuarios), esta práctica se refiere sólo al intercambio de archivos entre particulares a través de redes P2P, pero no contempla las descargas en streaming. Descargas, por cierto, que crecieron a buen ritmo en Francia tras la aprobación de la ley.

El sistema estadounidense impica que serán las empresas de gestión de derechos (la RIAA de música y la MPAA de cine) quienes contraten a empresas para supervisar páginas de torrents e identificar los archivos compartidos en la Red. Después enviarán a las operadoras los datos del archivo y las direcciones IP que los compartían.

La organización de derechos digitales Electronic Frontier Foundation ya ha señalado en un primer análisis que el acuerdo presenta posibles problemas de protección de datos, no aclara qué pasa después del sexto aviso y que pedir una revisión del aviso (por ejemplo, señalando que se trata de una red abierta o que ha sido un error) costará 35 dólares.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios