Las impresoras 3D encuentran un nuevo mercado: el chocolate

Colocando capa a capa de material, las impresoras 3D sirven para hacer casi cualquier cosa. Desde una prótesis personalizada hasta piezas de lego… o una chocolatina. Un equipo de la Universidad británica de Exeter ha desarrollado una de estas máquinas, adaptada para imprimir chocolate.

"Lo que hace especial esta tecnología es que los usuarios podrán diseñar y hacer sus propios productos. A largo plazo podría desarrollarse para ayudar a los consumidores a diseñar a medida muchos productos de diferentes materiales", le dijo su creador, Liang Hao, al Daily Telegraph. "Desde reproducir la forma del juguete preferido de un niño hasta el rostro de un amigo, las posibilidades son infinitas y sólo limitadas por la imaginación".

Puede que comerse la cara de los amigos quizá no sea la mejor muestra de afecto, pero desde luego las tartas con foto en la superficie se están quedando anticuadas cuando tenemos la posibilidad de recrear cualquier cosa hecha de dulce chocolate.

Como era de esperar, varias empresas de alimentación están ya interesadas en el prototipo, que sólo necesita un diseño tridimensional para, capa a capa, convertirlo en chocolate.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios