BAQUIA

Campus Party rinde tributo a los pioneros de la Red

Como todas las cosas mágicas, la Campus Party comienza a medianoche. Y como los despegues de naves espaciales, lo hace con una cuenta atrás. Al llegar a cero se encienden todas las pantallas de los miles de campuseros que han llegado con ordenador, saco de dormir y en ocasiones hasta sillón para pasar una semana en el mayor evento de su clase en todo el mundo.

Anoche hubo cuenta atrás, como debe ser, pero también algo especial: un homenaje a los pioneros de Internet en España. En la cuenta atrás estaba el hombre que envió el primer correo electrónico, el que creó el primer proveedor de Internet, el que formó la primera red entre universidades, y así hasta llenar el escenario con los que hicieron posible algo como la Campus, que prepara para el año que viene su expansión a Silicon Valley.

Aunque con menos presupuesto que sus ediciones hermanas en México o Brasil, la Campus Party se ha expandido este año en número de participantes (6.000, tantos como en 2009 pero más que en 2010), en espacio (utilizando por fin el espacio Ágora, y librándose de las grandes carpas de otros años) y en contenido, con 375 horas de formación en sus habituales áreas de Innovación, Creatividad, Ciencia y Ocio Digital.

Ésta es también una edición con más mujeres, con la habitual larga lista de retos (desde crear una aplicación para Taschen al Iron Geek, la búsqueda del geek definitivo) y con ponentes estrella, si bien menos estelares que el cofundador de Apple Steve Wozniak, tampoco nada desdeñables. Ferrán Adrià, Kevin Mitnick o David Bravo pasarán por aquí estos días.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios