¿Dónde me he dejado el móvil?

La empresa de seguridad Lookout, que ofrece una aplicación del mismo nombre para proteger dispositivos Android, ha cruzado todos sus datos sobre teléfonos perdidos en una infografía, que ofrece los 10 lugares más frecuentes donde olvidamos nuestros queridos smartphones.

Por ejemplo, el peor lugar para perder de vista el dispositivo es la piscina. No sólo porque las posibilidades de volver a encontrarlo están entre el 50 y el 75 por ciento, sino porque si se ha caído al agua, las posibilidades de que resucite son del 5 por ciento. Tampoco es una fiesta dejárselo en el probador de una tienda, donde se recuperan entre el 0 y el 15 por ciento de los móviles que se pierden, el mismo porcentaje que en un avión.

En el otro extremo están los restaurantes, y claro, el bolso, de donde es difícil perderlo. Lo más emocionante -donde las posibilidades de recuperarlo son similares a las de que no volvamos a verlo- es dejárselo en un taxi o en un aeropuerto, pero aquí entran en juego lo lejos que estemos y el tiempo que tardemos en coger un vuelo.

Conforme aumenta nuestra dependencia de estos dispositivos van apareciendo servicios que nos permiten tenerlos localizados, o al menos saber con quién están, en un esfuerzo de recuperarlos. Eso sí, para cuando los buscamos con una mano mientras los sujetamos en la otra no hay mucha solución.

Infoglost


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios