BAQUIA

David Bravo: “Las operadoras tienen una actitud hipócrita con las descargas, porque ganan dinero con ellas”

¿Se nota un cansancio de los jueces ante las demandas por propiedad intelectual?

Lo que sí noto mucho es que los juzgados mercantiles tienen tantas demandas y están colapsados con las demandas de SGAE que ponen las vistas y las audiencias previas a un año y medio o a dos años vista, y cuando hablo con los que conozco en los juzgados, me consta que los jueces efectivamente están cansados de reclamaciones por todo tipo de importes por cualquier tipo de actividad. Sí hay una sensibilidad de los jueces de una sobrecarga de trabajo por reclamaciones judiciales de ese tipo.

Después de la última conferencia del G-8, Medvedev comentó "Mis colegas no utilizan Internet y por eso no lo entienden", refiriéndose a las leyes de propiedad intelectual. ¿Crees que el desconocimiento es un factor importante?

Es un factor fundamental, a todos los niveles. Es necesaria una labor de pedagogía tanto en el poder ejecutivo como en el legislativo y el judicial. En el poder judicial, que es el que tengo más cercano, se ve claramente, nuestros procedimientos son en un 80 por ciento comentar cuestiones relacionadas con las tecnologías. Resulta que los procedimientos se basan en explicar a los jueces cuestiones que para nosotros son muy básicas, como qué es un enlace y qué diferencia hay entre un enlace y aquello que se enlaza.

En el poder legislativo también, no hay más que ver la creencia errónea de que la ley Sinde puede frenar el intercambio de archivos atacando páginas de enlaces, que es algo así como pensar que por destruir el índice de la enciclopedia destruyes la enciclopedia o el acceso al conocimiento, no tiene absolutamente nada que ver; y es porque tienen un conocimiento mínimo, y las personas de las que se rodean para conseguir algo más de conocimiento son precisamente personas interesadas en conseguir determinadas legislaciones.

Es imposible gobernar una realidad, legislar una realidad y decidir una realidad si no la conoces. Los jueces saben de lo que tienen que saber: de derecho, que es su especialidad, así que tienes que hacer una labor de pedagogia.

Así que al final es una guerra de definiciones

Absolutamente. De hecho, la misma sección de la misma Audiencia Provincial de Barcelona que condenó al Rincón de Jesús absuelve por los mismos hechos a ÍndiceWeb, es todo por una cuestión de definiciones. Es por las palabras "página de descarga directa", que en realidad enlazan a páginas de descarga directa. La jerga, o la forma de nombrar a la realidad, ha sido la diferencia entre la condena y la absolución.

Últimamente vemos una campaña de redefinir conceptos como la navegación o la neutralidad de la Red.

La guerra de las palabras siempre ha sido una guerra importante. Al fin y al cabo, es lo que describe la realidad y siempre hay una continua lucha en ese sentido. En el terreno jurídico lo vemos continuamente. Lo de llamar pirata a los que se descargan de internet… no es más que redefinir la realidad cambiándole el nombre.

A veces nos parece que las operadoras tienen una actitud contradictoria sobre este tema. ¿Cómo ves su postura?

La de las operadoras es una posición hipócrita, donde es evidente que ellos son los principales benefiados, que están ganando dinero a costa de este fenómeno y luego mantienen una posición ambigua, a veces contradictoria. En ocasiones les he escuchado decir que el acceso a la cultura es importante, yo mismo he recibido cartas donde me dicen "Hemos doblado la velocidad, ahora podrás descargar películas a más velocidad".

También una postura ambigua y contradictoria, primero para evitar que se les busque algun tipo de responsabilidad, aunque a mi me aprece que es obvio que no la tienen, y luego para evitar que se les imponga a ellas un canon sobre las conexiones. Pero a mí me parece claro que son los principales beneficiados económicamente.

Dices que es obvio que no tienen responsabilidad, pero también nos parecía eso de algunos a los que se la están pidiendo.

Claro, lo que pasa es que esa gente es mucho menos poderosa.

El caso de Pablo Soto es un claro ejemplo. Son argumentos que no apelan a nada jurídico, sino a la sensibildiad del juez. "Oiga usted, que estamos perdiendo dinero"; decían en el acto de medidas cautelares sobre que si comparábamos la herramienta P2P que ha diseñado Soto con un rifle, sería un arma de destrucción masiva… Esto es una cuestión que está muy bien para hablar en el Congreso sin mucho rigor y conseguir unas leyes a medidas y con palabras gruesas pero intelectualmente muy endebles, pero desde luego no en una demanda que no se basa en precepto alguno de la ley de propiedad intelectual, sólo aludiendo a analogías forzadas.

Es una cuestión que no se basa en nada jurídico, pero siempre es más fácil pelear con Soto, que a duras penas me puede pagar a mí para que le defienda, que a una operadora que tienen a cuarenta abogados allí.

¿Te parece que algunas industrias (como la editorial) se estén incorporando mejor al mundo digital?

No me da la sensación, creo que están cometiendo errores muy semejantes. Me ha llamado la atención esto del Spotify de los libros, eso no está mal, pero después ves algunos servicios de venta de ebooks que parecen un producto especialmente destinado para disuadir de la compra.

¿Qué efecto crees que va a tener la Ley Sinde en la práctica?

Lo que puede pasar es que la Ley Sinde empiece a cerrar páginas de enlaces, preveo que habrá gente que se enfadará y es posible que incluso se presenten demandas por prevaricación. "¿Cómo me cierras esto cuando los jueces dicen que no?".

Me da la sensacion de que pese a todo, y a que es posible que el Constitucional acabe tumbando la ley como tumbó algunos preceptos de la Ley Corcuera, creo que los que se van a ir quedando por el camino no van a ser pocos. Tú te encuentras con tu página cerrada y ahora tienes que acudir a la justicia ordinaria para reabrirla. Eso sólo lo van a hacer los que tengan algo que ganar. Series Yonquis lo hace, pero por ejemplo Indice web, al que me absolvieron ayer (por anteayer) era una página que no tenía ni un anuncio, ese no gana nada.

Vemos organizaciones extranjeras como la EFF y el Open Rights Movement y no vemos algo comprable en España

No lo hay en España. En su día, nosotros (Javier de la Cueva, Pablo Soto…) fundamos la Fundación Copyleft, pero simplemente no hay recursos para eso. Ni de tiempo, ni materiales… y nosotros queríamos que la Fundacion Copyleft terminara siendo algo parecido a eso. Pero es muy dificil cuando estás solo, y lo unico de lo que dispones es de tu tiempo libre. Y no fructificó, pero sencillamente, en España eso no lo hay.

Tenemos otras cosas. Por ejemplo, España es totalmente pionera en sentencias favorables a usuarios y al copyleft. La primera sentencia que reconocía el copyleft y que utilizó la palabra era española, así que tenemos nuestra parte para enorgullecernos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios