BAQUIA

Tibi y Qbo, los robots de la Campus 2011

Tibi vino a Valencia sin su hermano Dabo, pero no se encontró precisamente sumida en la soledad. Un robot siempre tiene éxito en este núcleo de tecnología bue es la Campus Party, aunque nos regañe con suave voz por venir a la Campus a mirar el "feisbuc".

Bromas aparte, Tibi es un robot social diseñado para interactuar con humanos, y por ejemplo guiar a personas -un niño, un grupo de turistas- por un recorrido o hasta un punto concreto, gracias a un sistema que le permite orientarse, calcular rutas y seguirles la pista a los turistas despistados. Forma parte del proyecto europeo Urus, y llegó a la Ciudad de las Artes y las Ciencias acompañando al profesor de la UPC Alberto Sanfeliu.

Si Dibi hizo las delicias de los campuseros el miércoles, el jueves fue Qbo quien atrajo las miradas. Pequeñito y con ese aspecto redondeado con los que los robots intentan arrancarnos un poco de ternura, Qbo es capaz de reconocer formas y personas, conversar y aplicar en tiempo real todo lo que aprenden sus hermanos gracias a la computación en nube.

Cuando estén disponibles en los próximos meses, cada ejemplar Qbo subirá a la nube la información sobre los objetos que aprenda -pero no las personas a las que reconozca- de modo que las demás unidades puedan aprovechar sus conocimientos.

La empresa Corpora, que ha diseñado a este pequeño sobre tecnología open source, espera obtener beneficios no sólo de la venta de robots sino también de una tienda de aplicaciones y de componentes y extras para el adaptable Qbo, que por cierto, basó su diseño en el de una humilde aspiradora.

No son los únicos. En la Campus se aprende a construir robots, se presenta software y hardware sobre los que crearlos y hay previstas conferencias sobre robots submarinos, competiciones de diversa clase, y todo esto mientras distintos robots voladores sobrevuelan a los campuseros. El profesor Sanfeliu, del proyecto Urus donde nacieron Tibi y Dabo, auguraba que faltaba poco tiempo para que nos cruzáramos con robots por la calle. Pero en la Campus, eso ya es cosa de todos los días.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios