Hackers se llevaron 24.000 archivos del Pentágono

Nadie puede acercarse a menos de cien metros de los muros del Pentágono, no digamos ya entrar en sus instalaciones. Claro que otra cosa son las redes informáticas, donde parece que sí hay huecos para colarse en la mayor institución militar del mundo.

Así lo reconoció ayer el Secretario de Defensa de EEUU, William Lynn, que admitió que el pasado marzo el Pentágono sufrió un grave ataque cibernético, que se saldó con 24.000 archivos robados en una de sus redes. Sin entrar en más detalles (aunque dijo que tenían sus sospechosos), Lynn explicó que el ataque procedía de un gobierno extranjero.

Muchos de los datos robados eran intrascendentes, como especificaciones de algunos componentes de los tanques, submarinos o aviones del ejército. Pero una parte de ellos sí estaban relacionados con cuestiones más sensibles, como sistemas de vigilancia, comunicaciones por satélite y protocolos de seguridad de redes.

El caso es que el Pentágono se está tomando muy en serio el asunto de la ciberguerra. Ya anunció hace unas semanas que respondería a cualquier ataque informático -considerados actos de guerra- con acciones de combate real (siempre que se confirme el origen, claro). Y ayer Lynn dijo que “En el siglo XXI, los bits y los bytes pueden ser tan amenazantes como las balas y las bombas”.

Por ese motivo, el Pentágono presentó ayer su nueva estrategia para combatir las amenazas digitales, reforzando protocolos, formación y colaboración con el gobierno y el sector privado. La Red se considerará desde ahora, junto con las tradicionales Mar, Tierra y Aire, un espacio más donde el ejército debe estar preparado para combatir.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios