El 7 por ciento de los blogueros árabes ha pasado por comisaría

El siete por ciento de los blogueros de Oriente Próximo fueron detenidos el año pasado, según un estudio de la Universidad de Harvard sobre blogueros relacionados con la plataforma Global Voices Online.

Además, casi el 30 por ciento de ellos fueron amenazados de alguna forma y al 18 por ciento le habían cerrado o atacado la página, subrayando la creciente preocupación de los regimenes autoritarios por contorlar la disidencia en Internet, ya sea por medios técnicos o policiales.

No hace falta irse tan lejos, porque si bien observamos que países "tranquilos" como Reino Unido moderan suavizan de control de Internet, otros que sufren más disturbios, como Grecia, o están más acostumbrados a unos medios de comunicación sumisos, como Rusia, preparan leyes en sentido contrario.

Pero la cuestión es que según el estudio, muy pocos de esos blogueros tomaban medidas mínimas de seguridad, como utilizar servicios que no vayan a compartir su informació con las autoridades, por lo que la batalla empieza a trasladarse a la protección de su identidad.

Estados Unidos ha prometido ayuda y financiación para facilitar el anonimato y el activismo (pero fuera del país y sin implicar información estadounidense, como indica su gestión del caso WikiLeaks), y a nadie le sorprenderá que grupos hacktivistas como Anonymous estén dispuestos a echar una mano de vez en cuando en nombre de la libertad de expresión.

Por su parte, la organización derechos digitales Electronic Frontier Foundation tiene en marcha una campaña para promocionar el uso de Tor, una herramienta que permite proteger la identidad y procedencia de los internautas, para facilitar las protestas online. En los próximos meses veremos si estos proyectos logran avances, pero es probable que las autoridades de las que intentan ocultarse aprendan al mismo ritmo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios