BAQUIA

Nokia no llevará su N9 a Estados Unidos

Pese a su acuerdo con Microsoft, Nokia ha insistido en que ninguna de sus plataformas "de casa", Symbian y MeeGo, será abandonada a su suerte sin más dispositivos nuevos. Sin embargo, las cosas no pintan demasiado bien.

Esta semana saltaba la noticia en Engadget de que el N9, que es el último modelo de gama alta que Nokia presentará antes de pasarse a Windows, no llegará a distribuirse en Estados Unidos y Canadá y puede que tampoco en Reino Unido, a juzgar por las largas que ha dado la empresa finlandesa a The Inquirer.

"La realidad es que si no tenemos éxito con Windows Phone, no importa lo que hagamos (fuera)", afirmó el vicepresidente de Nokia Chris Weber en una entrevista con All Things Digital.

En este caso, Nokia se encuentra en una encrucijada. Por un lado, las ventas de dispositivos con sus antiguas plataformas no parecen ser muy boyantes, dado que los consumidores prefieren evitar un sistema operativo que no vaya a tener todo el apoyo de la compañía.

Por otro lado, renunciar a presentar su nuevo modelo estrella en mercados tan importantes podría aumentar la distancia que hay a ojos de los consumidores entre los teléfonos de gama alta de Nokia y los de sus competidores. Más aún si sus primeros terminales serán de gama más bien baja.

El problema es que Microsoft tampoco es el caballero de armadura más brillante en el sector. Windows ha perdido prestigio en dispositivos móviles, y la empresa intenta darle un lavado de cara antes de aparecer en los modelos de Nokia, que tampoco está precisamente en su mejor momento.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios