WikiLeaks denuncia un ataque informático

"WikiLeaks.org está de vuelta. Buen intento", afirmaba en la madrugada del miércoles la cuenta de Twitter de WikiLeaks, después de que su dominio principal pasara varias horas fuera de servicio debido a un ataque informático.

El ataque llega tras una nueva polémica en torno a WikiLeaks, debido a la filtración de miles de despachos diplomáticos estadounidenses sin editar, es decir, en los que no se han borrado los nombres de confidentes y fuentes, planteando riesgos de seguridad para estas personas.

Mientras algunos medios acusan a WikiLeaks de haber sufrido una brecha de seguridad, las autoridades de EEUU y Australia, así como organismos de derechos humanos, han expresado su preocupación por la falta de protección a los informantes.

WikiLeaks, por su parte, niega que sus fuentes hayan sido o vayan estar expuestas e insinúa que está sufriendo una campaña de desprestigio en respuesta a los cables publicados, que hablan por ejemplo de muertes de civiles en Irak.

La situación es como mínimo compleja, y tanto si WikiLeaks ha cometido un error -ya sea deliberado o accidental- como si no, el resultado es que la noticia dejan de ser los secretos diplomáticos, historias de corrupción y demás revelaciones, en un segundo plano ante las noticias sobre la plataforma que las publicó.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios